8 de cada 10 casos de esquizofrenia son genéticos

0
54

Una nueva investigación afirma que hasta cuatro de cada cinco casos de esquizofrenia tienen que ver con los genes heredados de los padres. Para ello, los investigadores han recolectado datos de más de 30.000 pares de gemelos. Estudiar hermanos idénticos es una forma bastante sólida para determinar si una condición se heredó en la concepción o es el resultado de otros factores ambientales.

 

La edad media en la que los síntomas de la esquizofrenia llegan a ser lo suficientemente importante como para un diagnóstico es los 28 años.

Los científicos, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), combinaron información recopilada el el registro nacional danés y lo combinaron con datos del Registro de Investigación Central Psiquiátrico danés para llegar a una enorme muestra de 31.524 parejas gemelas nacidas entre 1951 y 2000. Al aplicar un nuevo enfoque estadístico a los datos, los investigadores han producido las cifras más exactas hasta la fecha sobre los factores de riesgo de la enfermedad.

 

La esquizofrenia afecta a más de 21 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero aún es una condición disputada. Al igual que en el caso del autismo, la palabra intenta cubrir una gran variedad de causas y síntomas que necesitan ser mejor etiquetados o divididos por completo. Los autores del estudio hicieron los cálculos teniendo en cuenta dos estimaciones, una que responde a una definición más concreta y otra que entiende la enfermedad como un trastorno de más amplio espectro.

 

Teniendo en cuenta que los gemelos idénticos (o pares de gemelos monocigóticos) heredan los mismos conjuntos de genes de sus padres, según el estudio, para la definición más acotada, los genes estimados determinaron el diagnóstico de la condición en el 79% del total de casos, y para el espectro más amplio, en un 73%. La investigación también afirmó que la edad media en la que los síntomas de la esquizofrenia llegan a ser lo suficientemente importante como para un diagnóstico es 28,9 años.

 

Los estudios gemelos son herramientas útiles, pero se basan en el supuesto de que la herencia funciona exactamente igual en ellos que en la polación general. Además, incluso la herencia de un gen puede ser modificada por los efectos de la epigenética, o las llamadas mutaciones mosaico post-zigóticas, que tienen lugar poco después de la concepción y no tienen por qué afectar a los dos hermanos por igual. Aún queda mucho por saber sobre los límites y las definiciones de esta condición mental, pero los afectados se beneficiarán de saber más acerca de sus causas subyacentes, concluyen.

 

Hace unos días conocíamos, por un estudio publicado en JNeurosci, que una variante genética asociada con múltiples trastornos psiquiátricos es capaz de modificar la red cerebral y así aumentar el riesgo de que un individuo desarrolle trastorno bipolar y esquizofrenia. La investigación confirma un componente genético compartido de estos trastornos y apunta a una condición potencialmente nueva que puede surgir en pacientes con diferentes diagnósticos en los que este gen está implicado, como el trastorno de déficit de atención / hiperactividad. Asimismo, el hallazgo abre la posibilidad al desarrollo de nuevos y mejores métodos de diagnóstico temprano de ambos desórdenes mentales.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios