Aficiones (políticamente incorrectas)

0
13

Mis aficiones deportivas son políticamente incorrectas.

Me gusta el beisbol, pero la mayoría de los mortales lo considera un deporte aburridísimo, así que la única vez que he estado en un partido de grandes ligas, tuve que salirme por allí de la cuarta entrada, porque mis acompañantes no aguantaron más hits ni carreras.

Me gusta el futbol americano, pero su afición es bastante menor en comparación con las de otros deportes. Y en los últimos años, se han señalado las lesiones de las que han sido víctimas los jugadores profesionales, especialmente en lo que se refiere al cerebro, lo que ha hecho que se genere más preocupación que afición.

Soy aficionado de los toros. Y en esta parte, huelga decir que cada vez hay menos aficionados y más críticos.

Y sobre esta última y las anteriores, hace ya un rato que aprendí a no dar explicaciones.

Agrego que la charrería es lo mío. Aunque seguro está en vías de ser cuestionada y su afición siempre ha sido contada, pese a todo lo que significa para México como patrimonio cultural e inmaterial.

Lo señalo ahora porque está en marcha, desde el pasado fin de semana, el Campeonato Nacional Charro en el vecino estado de Hidalgo. En Pachuca, concretamente.

Así que los aficionados le haríamos mucho bien asistiendo a las charreadas, pero también formando parte de los espectadores a través de las redes sociales. Por si les interesa, las charreadas se transmiten en la cuenta de YouTube de la Federación Mexicana de Charrería.

Es cuanto.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios