Agonizan hospitales la red estatal del ISEM

0
35

A menos de una semana de que concluya el gobierno estatal de Eruviel Ávila Villegas, los nosocomios, Materno Infantil de Chimalhuacán, “Vicente Guerrero” y el “Guadalupe Victoria” en Texcoco, literalmente agonizan por la falta de médicos y enfermeras, material médico y medicamentos que al paso del último año del gobierno mexiquense que está por concluir, ya no fueron abastecidos ni suministrados por el Instituto Salud del Estado de México ISEM, para brindar la atención médica necesaria para beneficio de millones de mexiquenses de la zona oriente de la entidad.

El hospital general de Texcoco (Foto: Especial).

El 20 de junio del 2011, el entonces gobernador de la entidad —hoy jefe del ejecutivo federal— Enrique Peña Nieto, en Chimalhuacán inauguraba el Hospital Materno Infantil, Vicente Guerrero, lo que significó entonces el cumplimiento del compromiso 600 de 608 que asumió durante su campaña por la gubernatura del estado de México, hace ya seis años.

En aquel entonces, se informó que cerca de 450 mil habitantes de esta zona del estado, en especial mujeres y niños, se beneficiarían con la más avanzada tecnología;  2 salas de expulsión neonatal, 3 quirófanos, 1 unidad dental, ultrasonido, laboratorio de rayos “x”, banco de sangre, unidad de cuidados intensivos, terapia neonatal, solo por mencionar algunos y en el que se invirtieron 308 millones de pesos.

Realidad supera el discurso
Aun cuando el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) asegura no tener problemas con el abasto de materiales y medicamentos, la realidad para los pacientes es otra, pues a los familiares de los que se encuentran en la Unidad Toco quirúrgica (TOCO), les piden un paquete de parto para darles la atención, que contiene: suturas, guantes para cirujano y medicamentos, así como Oxitócica, todo lo anterior para la atención del parto.
Los precios varían de acuerdo a la farmacia, pero el costo de un paquete de parto se puede adquirir por 135 pesos, un guante para cirujano en 8 pesos, en tanto que la Oxitócina con cinco ampolletas oscila entre los 212 pesos.

Falta de Medicamentos
Pero las carencias que presenta el nosocomio Vicente Guerrero, parecen no terminar, pues no hay antihipertensivos como Nefedipino de liberación prolongada, así como las sustancias Prazocin, Telmisartan; medicamentos necesarios para controlar la presión arterial en pacientes adultas con hipertensión.
A la lista de carencia también se suman medicamentos como Sulfato de Magnesio el cual es necesario para la atención de pacientes con Código Mater, pro Preeclamsia, es decir pacientes embarazadas en las que está en riesgo su vida.

Material sin esterilizar
Desde por lo menos hace un año, en la Central de Equipos y Esterilización (CEYE), no sirven las autoclaves, lo que imposibilita esterilizar el instrumental quirúrgico, afectando así a todos los servicios que tienen pacientes internados. Desde ese tiempo y hasta la fecha, con el uso de una autoclave de menor capacidad ubicada en el laboratorio, es como se “esteriliza”, el instrumental quirúrgico.
Pero la Central de Equipos y Esterilización del hospital no es lo único que no funciona, pues las calderas del nosocomio, desde hace tiempo han dejado de suministrar agua caliente orillando a que el personal médico adquiera “resistencias”, para calentar agua y poder bañar a los neonatos, suerte que no corren las mujeres, pues se tienen que bañar con agua fría. La explicación que refiere el personal del hospital es que están descompuestas las calderas o no hay dinero para suministrar el gas.

Falta de personal
Actualmente a pesar de que el Hospital Materno Infantil de Chimalhuacán no se encuentra en “contingencia”, un médico general debe de atender al día un promedio de 20 pacientes  que se encuentren en el servicio Puerperio Fisiológico, además de las pacientes por la vía de la consulta externa. Para un médico  ginecólogo adscrito al servicio de Puerperio Quirúrgico, al día debe de atender a cerca 20 pacientes, más los pacientes de la consulta externa.
Sin embargo, en el área de TOCO, en donde se vigila la evolución  de las pacientes embarazadas que se encuentran en trabajo de parto, llegan a tener hasta 10 pacientes. En urgencias de pediatría u observación de menores, cuando su capacidad solo es para cinco camas, el servicio se satura hasta atender a 10 u 11 niños, reduciendo la calidad del servicio y la atención médica. La misma suerte corren los neonatos internados en el área de pediatría donde llegan a tener hasta 18 infantes.

No rechazar pacientes

El hospital de Chimalhuacán (Foto: Especial).

La medida de la nueva directora Rosa Luz Alfaro Bustamante, de no “rechazar” a ninguna paciente que se presente a la unidad médica, obedece a que el pasado jueves  8 de junio, una joven de 27 años de edad con un embarazo de término, fue rechazada del servicio de urgencias a las 8:37 horas, a quien se le dieron los signos de alarma y cita para revaloración en 4 horas. No obstante, durante la espera, cerca del mediodía, empezó a tener dolores abdominales y tuvo que dar a luz en la calle.
Por lo anterior, el ISEM separó del cargo al director del hospital Carlos Alberto Leyva Piñón, así como a la ginecóloga encarga del área de urgencias.
La voz que exigió a las autoridades estatales cumplir con el compromiso de equipar y cubrir la plantilla del personal médico, en este caso, fue la del Ayuntamiento de Chimalhuacán. Sin embargo,  el ISEM aseguró que el problema no se originó por falta de equipo y personal.

En terapia intensiva nosocomio de Texcoco
Prácticamente un año antes de la inauguración del Materno Infantil de Chimalhuacán, el 30 de julio del 2010, el entonces gobernador y hoy presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunciaba la inauguración del Hospital General “Guadalupe Victoria Bicentenario” de Texcoco.
Correspondía entonces al compromiso 501 de los 608 adquiridos por el entonces gobernador Peña Nieto , donde con una inversión de 204 millones 770 mil pesos, se atenderían las necesidades médicas de cerca de 300 mil habitantes principalmente de los municipios de Texcoco, Tepetlaoxtoc, Atenco, Tezoyuca, Chiautla, Papalotla, entre otras demarcaciones.

La infraestructura
El Hospital General “Guadalupe Victoria Bicentenario” del Instituto de Salud del Estado de México al momento de su inauguración se anunció que cuenta con 60 camas, 2 quirófanos, laboratorio, rayos “x”, 8 consultorios, farmacia, ginecología, obstetricia, pediatría, atención adultos y en donde laboran más de 340 personas, así lo indicaba el entonces Secretario de Salud Mexiquense, Gabriel O’Shea Cuevas.

Carencia de material médico
Los problemas de abasto del material médico en el Hospital General Guadalupe Victoria Bicentenario, salieron a la luz pública en el gobierno de Eruviel Ávila Villegas, cuando el 31 de agosto del 2016, personal médico y enfermeras del nosocomio, vía oficio, solicitaban al director del hospital Alejandro Quijas Ortiz, la dotación de material para desarrollar sus labores.
En los medios de comunicación,  se consignaba que ante la escasez de materiales para la atención de los pacientes, trabajadores del Hospital General “Guadalupe Victoria Bicentenario”, perteneciente al ISEM de manera “simbólica”, se encontraban en huelga de brazos caídos.
En su actuar por defender el derecho a la salud y sus condiciones laborales,  los trabajadores de la institución lamentaron que el director Alejandro Quijas Ortiz, respaldado por personal cercano al Secretario de Salud de la entidad, optara por el camino de la intimidación y acoso laboral para ocultar escasez de los insumos.

Al paso de un año, nada cambió
Para el término de la gestión de Eruviel Ávila Villegas, la severidad de la carencia de los insumos ha provocado la “parálisis” de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, la Central de Equipos de Esterilización, así como la Unidad de Cuidados Intensivos Adultos, urgencias y la Unidad de Medicina Interna.
Asimismo, por la inexistencia de “Auto-claves” en la unidad de CEYE, resulta imposible esterilizar instrumental quirúrgico de acero inoxidable y material de curación como gasas, apósitos, abate lenguas e isopos.

ISEM, no proporciona insumos
En el último trimestre de la presente administración estatal, familiares de pacientes internadas en el Hospital General “Guadalupe Victoria Bicentenario”, en el municipio de Texcoco, así como enfermeras y médicos de este nosocomio expresaron grave preocupación y molestia porque dicho hospital no cuenta con el material ni con los fármacos suficientes para brindar la atención necesaria.
“No puede ser que los ginecólogos desesperados pregunten por todo el hospital quién, entre sus curiosidades, cuenta con “catgut crómico o sutura del número 1”, expresó una de las enfermeras del hospital.
El catgut es un hilo que se emplea para cerrar o suturar el útero de la mujer que por alguna complicación en el embarazo se le realiza una cesárea.
Este ejemplo, se suma a la falta de abatelenguas, guantes, vendas, jeringas, así como antibióticos y decenas de otros medicamentos que no tienen en este hospital, sin olvidar la falta de mantenimiento al área de CEYE.
De igual forma el personal médico de las diversas áreas de este hospital manifestó que ellos también compran sus guantes y abatelenguas para revisar a los pacientes y aunque han girado varios oficios al doctor Alejandro Quijas Ortiz, director del Hospital Guadalupe Victoria Bicentenario, así como a César Nomar Gómez Monge, secretario de Salud por falta de material y medicamento,  la respuesta siempre fue nula.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios