Aplaude sociedad civil vallesana resolución negativa de Semarnat al proyecto Bosques de Pamejé

0
24

La sociedad civil que reside y visita la cuenca Valle de Bravo Amanalco, en el Estado de México, se congratula por la decisión de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de negar la Autorización de Impacto Ambiental (AIA) al desarrollo inmobiliario Bosques de Pamejé que pretendía construirse en la zona, amenazando los bosques y el agua de la región. Dicha negativa atiende las principales preocupaciones y señalamientos que el proyecto suscitó.

(Foto: Cepanaf).

La ciudadanía de Valle de Bravo aplaudió también la decisión del presidente municipal, Mauricio Osorio Domínguez, de proteger los bosques y el agua de la Cuenca, negándose a avalar un proyecto que violaba la normatividad ambiental y de desarrollo urbano, así como los ordenamientos ecológicos vigentes.

El pasado 5 de octubre fue publicada en la Gaceta Ecológica la resolución negativa de la Semarnata la solicitud de autorización del Proyecto Bosques de Pamejé, el cual consta de una superficie de 73.77 hectáreas de bosque donde se pretendía lotificar para construir 249 viviendas unifamiliares, plurifamiliares y un hotel, así como una casa club, vialidades y una red de infraestructura para la prestación de servicios.
El pasado viernes 8 de septiembre se llevó a cabo una reunión pública de información del proyecto en el club de golf del Hotel Avándaro, durante la cual, expertos y sociedad civil manifestaron su oposición a éste, presentando argumentos técnicos, científicos y jurídicos para sustentar la inviabilidad de dicho proyecto.
Entre los elementos expuestos se señaló que el proyecto nació de un Plan Parcial en el que no hubo una consulta pública adecuada y en contravención a la propia normatividad del Código Administrativo del Estado de México, Programa Municipal de Desarrollo Urbano (PMDU) así como de los Ordenamientos Ecológicos aplicables. Adicionalmente, se resaltó que el proyecto ocasionaría un daño irreversible al hábitat de especies de flora y fauna silvestre, muchas de ellas bajo alguna categoría de protección, a las fuentes naturales de agua como manantiales y a la dinámica propia del bosque y se alertó sobre el precedente negativo que se sentaría en materia de gestión sostenible del territorio municipal.
Además de las opiniones técnicas y jurídicas sólidas vertidas por la ciudadanía, las distintas áreas de los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), de forma unánime, emitieron una valoración negativa al proyecto. Ello demuestra que el análisis se hizo de forma profunda y apegada a derecho, reflejando muchos de los comentarios vertidos por la sociedad civil.
La petición que la sociedad civil había subido a la plataforma www.change.org en rechazo al proyecto logró recabar más de 14 mil firmas, lo cual refleja el éxito de la participación comprometida e informada de los ciudadanos. Dichas cartas ya fueron entregadas al titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán.
Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios