Bacterias de corredores son efectivas para la recuperación física

0
45
Los insectos en el intestino afectan el metabolismo energético, facilitando la descomposición de los carbohidratos, las proteínas y las fibras.

Además de los beneficios físicos, los atletas pueden obtener una ventaja natural de las bacterias que habitan en sus tractos digestivos.

 

Científicos aprovecharon el microbioma de corredores excepcionales y remeros, e identificaron las bacterias que pueden ayudar al funcionamiento atlético con el fin de desarrollar suplementos probióticos provechosos para esos deportistas –e incluso a los aficionados al ejercicio físico– en su recuperación de un entrenamiento duro o convertir más eficientemente los nutrientes en energía.

 

Los insectos en el intestino afectan el metabolismo energético, facilitando la descomposición de los carbohidratos, las proteínas y las fibras, así como la inflamación y la función neurológica, por lo que, tal vez, el microbioma podría ser relevante para aplicaciones en la resistencia, la recuperación e, incluso, la tenacidad mental, subrayó.

 

Como un primer paso hacia la identificación de bacterias que apoyan el rendimiento atlético, los investigadores recogieron diariamente muestras fecales de 20 atletas que entrenaban para el maratón de Boston 2015, una semana antes y una semana después de la carrera. Seguimos a los atletas longitudinalmente para captar cómo cambia el microbioma entre el rendimiento y la recuperación.

 

Los investigadores secuenciaron los genomas de las bacterias muestreadas, utilizando métodos metagenómicos computacionales para determinar cuántos y qué tipos de microbios habitaron las muestras fecales. Cuando compararon las muestras antes y después de la carrera, los científicos encontraron un pico repentino en la población de un tipo de bacterias después del maratón, cuya función natural es romper el ácido láctico.

 

Durante el ejercicio intenso, el cuerpo produce más ácido láctico de lo habitual, lo que puede llevar a la fatiga muscular y al dolor, pero esta bacteria podría ayudar con eso.

 

En otros experimentos, los científicos compararon las bacterias de corredores de ultramaratones con las encontradas en los remadores que entrenan para los Juegos Olímpicos. Hallaron un tipo de bacteria en los primeros que puede ayudar a descomponer los carbohidratos y la fibra que no estaba presente en los segundos, lo que sugiere que los diferentes deportes pueden fomentar nichos de microbiomas.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios