Cambio y percepciones

0
68

Los científicos sociales aseguran que los cambios no se cocinan en un día. Aunque admiten que cuando se trata de votar, es posible que haya cambios bruscos, pero siempre producto de de una reflexión que toma su tiempo.

No, no me habré de referir a las tendencias político-electorales. Sobre esas hay muchos gurús.

Me quiero referir al hecho de que hay una percepción sobre la tarea del gobierno del estado, especialmente en lo relativo a la seguridad pública, que apunta a la falta de los resultados esperados en este primer tramo de la actual administración del gobernador Del Mazo.

El mexicano de a pie cree en los cambios de administración como en algo mágico. Como si un nuevo gobernante trajera una varita mágica para resolver todos los problemas.

Y ya deberíamos saber que no es así. Que materializar una idea o un plan claro requiere de su espacio y su tiempo.

Pero mientras los cambios se cocinan, en el ideario popular se pierde muy rápido la confianza o se confirma la desconfianza.

A raíz del enésimo asalto a un autobús en Toluca he leído expresiones de descontento, que tienen como fuente la pérdida de la esperanza de que el cambio de administración traería consigo las soluciones a la inseguridad.

Es normal. Aunque eso no justifica que, efectivamente, haya carencias y pendientes. Y el tiempo avanza.

Comentarios

comentarios