Casualidades políticas

0
68

Qué casualidad que el pasado domingo concluyeron las precampañas a la presidencia de la república y al otro día son citados a Los Pinos, a reunirse con el presidente, los miembros de su gabinete.

La fallida precampaña del candidato José Antonio Meade sin lugar a dudas será uno de los temas a tratar, aunque no lo hagan público, pues ¿quién más sino los priistas gobernantes y su representante principal sienten el estrés, las preocupaciones y el futuro?

Así lo ha hecho antes el PRI, y no tendría porqué hacerlo de otra manera. Cuando este partido se ha visto amenazado cierra filas con la convocatoria del mandatario en turno.

El bajo perfil político del precandidato; la publicidad empleada durante la campaña; el desprestigio del partido que lo postula, la corrupción política del actual gobierno, con el presente por delante, hacen urgente un encuentro ya sea para hacer leña del árbol caído o apostar el todo por el todo. Por algo se dice que el PRI nunca pierde y cuando pierde, arrebata.

Comentarios

comentarios