Con voluntad y organización, vecinos transforman calles de San Felipe Tlalmimilolpan

0
53

Como todos los días, María Guadalupe Jiménez Quiroz sale de casa para ir al mercado, la acompaña un fiel amigo, su bastón, hasta hace unos días cruzar la avenida donde se ubica su hogar era una angustia hasta que el trabajo en equipo, entre el gobierno municipal de Toluca y los vecinos, permitió la pavimentación de las calles Cerrada de La Barranca Grande y Cerrada Santa Clara, en San Felipe Tlalmimilolpan, con una superficie total de mil 925 metros cuadrados, bajo el programa “Faenas Comunitarias”.

La señora María Guadalupe comentó que ella y su familia fueron de los primeros pobladores que llegaron a construir su casa en esa zona y confesó que tuvieron que esperar más de 30 años para ver pavimentadas ambas calles, por ello, agradeció al gobierno municipal de Toluca, que encabeza el alcalde Fernando Zamora Morales, por escuchar y atender las peticiones de la gente.

Al hacer el corte de listón, el primer edil felicitó a los beneficiados porque gracias a su voluntad y coordinación lograron hacer sinergia para transformar la realidad de sus calles, también agradeció por creer en el programa “Faenas Comunitarias”, esquema que de enero de 2017 a la fecha, ha permitido realizar más de 500 obras en el municipio de Toluca.

La participación de los vecinos es importante para que las comunidades se transformen para que sus habitantes tengan una mejor calidad de vida”, expresó Óscar Rivas Salas, beneficiado de la calle Cerrada Santa Clara.

De acuerdo con la Dirección de Obra Pública, se pavimentaron mil 050m2 de superficie en la calle Cerrada de La Barranca Grande, mientras que en la Cerrada Santa Clara, fueron 875m2, trabajos realizados con mano de obra de las y los vecinos, mientras que el material, maquinaria y estudios técnicos fueron aportados por el gobierno municipal.

Luego de ser inauguradas ambas calles, Vivian Naomi, de ocho años de edad, corría sin temor a tropezar y dijo “ya está planito”, ahora ella, al igual que decenas de niños de la zona, llegarán a la escuela con sus zapatos limpios y sin manchas de lodo.

Los beneficiados coincidieron que trabajar en equipo los hizo fortalecer sus lazos y los unió como vecinos ya que antes no se conocían y ahora se cuidan entre sí.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios