Concluye primer Curso de Desarrollo Humano para Jueces

0
26

Al entregar constancias a los integrantes de la primera generación del Curso de Desarrollo Humano para Jueces, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado de México, Sergio Javier Medina Peñaloza hizo un llamado a los egresados a demostrar cercanía, sensibilidad, profesionalismo, ética y vocación en su labor de servicio a los ciudadanos del estado más grande del país.

Acompañado de los integrantes del Consejo de la Judicatura y el director general de la Escuela Judicial de la entidad, Víctor Rojas Amandi, el titular del Poder Judicial mexiquense afirmó que el objetivo del curso que será impartido a los 440 juzgadores, es promover el autoconocimiento, la reflexión, así como el compromiso y la identidad institucionales.

Como parte de la exposición de motivos, el consejero de la Judicatura, Palemón Jaime Salazar Hernández subrayó que el desarrollo humano puede impactar positivamente en la calidad de vida de las personas, tanto individual como profesionalmente, cuando un curso de estas características se encamina a la visión institucional del Tribunal Superior de Justicia.  

En representación de los más de 40 jueces penales y jueces familiares egresados: Alhelí Segura Rocha y Héctor Macedo García, respectivamente agradecieron al Consejo de la Judicatura, así como a su titular por fortalecer el servicio público a través del curso y permitir la preparación profesional desde una visión humanista.

El curso de Desarrollo Humano para Jueces se integró por nueve módulos: liderazgo, desarrollo humano, ética judicial, contención de crisis, imagen pública, tecnologías de la información, gestión efectiva del tiempo, comunicación verbal y no verbal, así como redes sociales.

La actividad se enmarca en el ideal IV Cultura Organizacional Humanista del Plan de Desarrollo Estratégico, en su apartado “Desarrollo humano como factor central”, que promueve el establecimiento de normas y políticas con este enfoque para armonizar la relación entre la vida laboral, familiar y personal de los colaboradores judiciales.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios