Criterios aldeanos

0
16

Lo vengo diciendo desde hace semanas: las obras de mantenimiento en vialidades principales del valle de Toluca se hacen en horarios donde el propósito es que la gente vea que hay trabajo. Además del propósito de mantener en forma las avenidas principales, se persigue un propósito propagandístico.

Para nuestra mala fortuna, este objetivo de mostrar que la Junta de Caminos del Estado de México —por sí misma o a través de los contratos para la prestación de servicios— trabaja en la zona urbana del valle de Toluca resulta contraproducente, precaria y hasta tercermundista.

Es el caso del bacheo en la concurrida avenida Paseo Tollocan, pero también en la vialidad Toluca-Metepec, donde ayer lunes hasta dos accidentes causaron las improvisaciones. Todo por perseguir un reconocimiento al trabajo.

Se entiende que en algunas carreteras y avenidas la pavimentación y el bacheo se hagan a plena luz de día e incluso en las horas de mayor tránsito de automóviles, porque el impacto es reducido. Pero, ¿en la quinta zona metropolitana del país? Sigo sin comprender cómo en la capital del que presumimos es el estado más importante del país, la Junta de Caminos trabaje con criterios que se pueden aplicar en mi pueblo —porque es un pueblo chico— pero que están muy lejos del deber ser de los servicios públicos de una orgullosa metrópoli.

Suena como a que los asesores o altos funcionarios aplican ideas de mediados del siglo XX a necesidades y cotidianeidades del presente. De aldea. Y no global, desde luego.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios