Excesos en la comida

0
23

Continúa gran parte de la población de vacaciones y con la ingesta irregular de alimentos. Esto es, llevándose a la boca comida ostentosa u opulenta, en grandes cantidades y sin horario.

La preocupación a este respecto, por parte de los adultos, es no subir mucho de peso, pero también hay que prestar atención posibles en enfermedades del estómago.

En estas fechas son comunes padecimientos que van de una indigestión a una alergia o intoxicación. Esta situación puede causar malestar parcial o general y suspender las vacaciones para recostarse o acudir al médico.

Lo recomendable por el sector salud es, en estos días, compensar una comida pesada con una ligera; comer en cantidades pequeñas; masticar lentamente y no acostarse inmediatamente después de cenar.

Y si eres de los que se libró de alguna enfermedad estomacal pero aún te sientes con pesadez e incluso sin ganas de comer o de beber recuerda lo que hiciste: comer y beber en exceso.

Para estos casos aplica el dicho anónimo de: “aquellos que padecen una indigestión o una borrachera no saben lo que es comer ni lo que es beber”.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios