Con huesos de tamarindo científicos mexicanos crearon unicel biodegradable

0
110
Hasta 2016 Sagarpa registró una producción total de más de 42 mil toneladas de tamarindo en México.

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México usaron semillas de tamarindo para desarrollar unicel biodegradable que al estar en contacto con la humedad y las bacterias ambientales puede degradarse en tres meses.

 

Se trata de una espuma cien por ciento viable para sustituir, el poliestireno expandido o unicel que actualmente se usa en la producción de vasos y platos desechables, con lo que se podría reducir la dependencia del petróleo.

 

Para obtener el unicel biodegradable, los científicos agregaron químicos a los huesos de tamarindo logrando una espuma rígida y estable que puede resistir una carga mecánica.

 

Este material podría durar de seis a siete meses en anaquel y después de usarse se degradaría a agua y dióxido de carbono, materiales que no contaminan el agua de los mantos freáticos.

 

Actualmente la investigación se encuentra en etapa de desarrollo, aunque esta innovación ya está bajo registro de patente.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios