IMSS exhorta a prevenir quemaduras por exposición solar

0
30

Las quemaduras solares son un tipo de lesión que afecta la piel, causada por la sobreexposición en las horas donde los rayos solares alcanzan temperaturas altas, explicó la dermatóloga Alma De Jesús Romero Soto adscrita al Hospital General Regional 251 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente.

Uno de los factores de quemaduras por el sol se debe al cambio climático, permitiendo que los rayos solares entren directamente a la atmósfera ocasionando daños particulares en la piel, aunque no necesariamente debe haber temperaturas elevadas para sufrir este tipo de lesión, explicó la doctora Romero Soto.

Explicó que el tipo de quemadura depende de la persona, ya que sus barreras naturales son diferentes: las personas morenas pueden  tener más resistencia a las quemaduras solares ya que su piel contiene más melanina que la  blanca, y por ello personas con piel blanca están más propensa a sufrir quemaduras de mayor riesgo.

Las quemaduras se dividen en grados: de primer grado, se limita a la capa superficial de la piel creando irritación y enrojecimiento; de segundo,  se dividen en superficiales lo cual implica la primera capa y parte de la segunda capa de la piel presentando dolor, presencia de flictenas (ampollas), profundas donde puede haber perdida de la piel. Una quemadura de  tercer grado consiste en la penetración por todo el espesor de la piel lo cual debe ser atendido con urgencia.

Asimismo la especialista del IMSS explicó que quienes sufren más de quemaduras solares son los niños y jóvenes,  por las actividades que realizan al día, exponiéndose al sol por tiempos prolongados sin usar alguna protección en la piel.

En caso de sufrir una quemadura, lo correcto es acudir con un médico para que se pueda valorar el grado de quemadura y posteriormente seguir el tratamiento adecuado para evitar complicaciones e infección en la piel.

Entre las principales recomendaciones que brinda la doctora Romero Soto se encuentran: no exponerse a los rayos del sol de una a tres de la tarde, ya que es el horario con mayor intensidad de los rayos solares y dañan más rápido la piel; usar de preferencia  filtros  y acostumbrar a los niños a portar manga larga, uso de gorra en situaciones deportivas que estén expuestas a los rayos solares y aplicar protector solar constantemente.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios