La Cruz Roja

0
25

Hoy que se celebra a la Cruz Roja Internacional valga reiterar el llamado a los millones de automovilistas del estado de México a ser sensibles a las necesidades de otros.

Persisten individuos, hombres y mujeres, adultos y jóvenes, a quienes no les causa la menor importancia hacer a un lado su vehículo cuando ven venir a una ambulancia con sirena y torreta encendidas.  Incluso, hay quienes, se quedan mirando al chofer de la unidad de rescate para ver cómo se las arregla para pasar entre los autos.

Es muy cierto aquello de que debemos preocuparnos y ocuparnos primero de nosotros y los nuestros y después de nosotros y los nuestros. Pero también es cierto que vivimos en sociedad. Es decir, compartimos espacio con otros seres humanos.

Con situaciones tan sencillas como ceder el paso a una ambulancia que lo requiere podemos ir de la insensibilidad a la consideración. Somos una especie humana, no una jauría de humanos. Actuar a favor de los demás es parte de nuestra responsabilidad ciudadana.

Comentarios

comentarios