La desgracia y nuestros políticos

0
16

Dicen que en la desgracia se conoce a los verdaderos amigos. Y los políticos han dado nuevamente cuenta de que no son dignos de amistad y menos de confianza.

En la catástrofe en que ha dejado a decenas de mexicanos el temporal y luego el temblor, los políticos han respondido de una manera vil.

Se registran casos de paisanos que perdieron todo lo que tenían a causa de la lluvia y como apoyo, recibieron una cubeta. A otros connacionales, afectados por el temblor les entregaron despensas en bolsas que publicitan al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes.

Por su parte, Rosario Robles, secretaria de Sedesol acusada de desfalco de dos mil millones de pesos destinados a los pobres, se reunió con ellos para preguntarles por sus necesidades.

Y, través del DIF nacional, presentaron condolencias la esposa del presidente e hijas de ambos, cabizbajas pero bien uniformadas.

Burla, oportunismo e hipocresía. Esto es lo que sobresale de los políticos en la desgracia. Cuando  lo que deberían dejar ver es su actitud de servicio y gratitud con la gente.

Por algo la ingratitud es la esencia de la vileza. Lo dijo Emmanuel Kant, uno de los pensadores más importantes de la historia humana.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios