La renuncia de Margarita

0
24

Margarita Zavala puede decir lo que quiera respecto a su renuncia a la candidatura  a la presidencia. Igualmente pueden opinar al respecto los otros aspirantes y representantes de partidos políticos.

Pero la realidad es que, quien sale perdiendo con esta dimisión, es la ciudadanía en cuanto a desarrollo de la democracia. Queda expuesto que no funcionan las candidaturas independientes porque son desiguales en recursos a las de los partidos políticos, que quienes logran las postulaciones también son ciudadanos con trayectoria partidista y que se puede decir que siempre no a la contienda aún con el gasto hecho.

En las millones de papeletas electorales ya está el nombre de Margarita Zavala. Y si bien renunció en su momento al presupuesto público oficial, contó con el apoyo económico de seguidores y simpatizantes. También les pidió miles de firmas y su confianza. Pero ahora tira todo por la borda y su argumento es “la congruencia y honestidad política”. Mentiras y medias verdades.

Comentarios

comentarios