Las tandas

0
20

Entre los dichos absurdos de la actual administración federal está aquello de que, con 12 pesos diarios cinco integrantes de una familia cubren sus necesidades de salud, alimentación y educación, según las reglas del programa Prospera que suprimió a Oportunidades.

Sin embargo, un dicho absurdo y ofensivo es lo de organizar tandas entre los damnificados de los terremotos de septiembre para reunir recursos y reconstruir sus viviendas.

¿Habrá participado alguna vez en su vida el presidente Enrique Peña en una tanda como para hablar de ventajas?, ¿percibió que su sugerencia es informal o ilegal porque no hay garantías de que el dinero que se aporta se devuelva?

Las tandas se integran además de 15 personas con contribuciones quincenales promedio de 500 pesos, que en un plazo de seis meses equivalen seis mil pesos.

Con ese antecedente ¿el mandatario mexicano tendrá idea de lo que cuesta un costal de cemento, el millar de ladrillos o una carretilla de arena?, ¿que además de los materiales se requiere mano de obra y equipos como para pensar que seis mil pesos son suficientes?

Los damnificados de los terremotos necesitan reconstruir sus casas para tener un lugar donde vivir y continuar con sus vidas. No una tanda para un ahorrito o darse un gusto.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios