Poesía invade bardas de Toluca

0
66

Cabizbajo y con las manos en los bolsillos, Jorge recorría las calles de la capital sumergido en sus pensamientos, debía tomar una importante decisión laboral, en su trayecto, alzó la mirada y se encontró una barda con la frase de un poema, que lo remontó a su niñez, cuando tenía 8 años y después de recibir un beso y una caricia de su madre recitó un poema, con el que ganó el primer lugar de un concurso escolar.

“¡Es el poder de la palabra!, –dijo emocionado Jorge Sandoval.- había olvidado ese momento trascendental de mi vida en el que después de muchas tardes de ensayo, en las que mi mamá cocinaba y yo me aprendía el poema del gran José María Heredia,  pude transmitir el sentimiento y decir, con la certeza y la fuerza de un experto de esa edad, estos versos que transformarían mi existencia:
Torrente prodigioso, calma, calla
Tu trueno aterrador: disipa un tanto
Las tinieblas que en torno te circundan;
Déjame contemplar tu faz serena,
Y de entusiasmo ardiente mi alma llena.”
 
Como Jorge, miles de toluqueños se han encontrado con cientos de bardas en las que se han plasmado versos de diferentes poetas; dicha acción forma parte de los preparativos del Primer Festival Internacional de Poesía José María Heredia Toluca 2017, que organiza la administración municipal, que encabeza Fernando Zamora Morales, y que tendrá lugar del 28 al 30 de agosto.
La FIPToluca convoca a más de 100 poetas de alta calidad de 24 países como México, Marruecos, Cuba, Palestina, Chile, Ecuador, Italia y Reino Unido, por mencionar algunos.                       
Es así como la poesía ha invadido Toluca con un movimiento que embellecerá 500 paredes de la ciudad y las comunidades del municipio, con versos poderosos con los que se promueve la lectura, la reflexión y la poesía de autores como Benedetti, Neruda, Acolmiztli Nezahuacóyotl, Antonio Machado y Félix Suárez, por mencionar algunos.
“Con esta iniciativa nos dan esperanza de vivir en un mundo donde la poesía nutre y transforma el paisaje urbano a través de la palabra y donde nos regalan, en espacios públicos al alcance de todos, versos que nos hacen pensar, salir del letargo, del consumismo y que, sin notarlo, inundan nuestra cotidianidad y nos traen felicidad pura”, consideró Jorge Ignacio, otro de los tantos toluqueños que se han detenido a leer los poemas escritos en bardas.
 
Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios