Universidad de Yale logra resucitar más de 100 cerebros y proyecta una inmortalidad cerebral

0
23

Dentro de las instalaciones de la Universidad de Yale, la prestigiosa casa de estudios norteamericana, se llevó a cabo una tarea — para muchos — impensable: despertar un cerebro. Esto, que puede sonar como una revolución para la comunidad científica, es para otros expertos un avance que podría llevar a los humanos a soportar un “destino peor que la muerte”.

Los porcinos no recuperaron la conciencia, el equipo admitió que es posible restaurarla y que los experimentos abrían la puerta a la posibilidad de que el cerebro humano se mantuviese vivo fuera del cuerpo (Foto: Apai Psicologos).

En abril recién pasado, la institución ubicada en Connecticut anunció que había resucitado exitosamente más de 100 cerebros de cerdos sacrificados y que en ellos descubrieron células aún sanas.

Según explica Nenad Sestan, uno de los profesores en neurociencia que dirigen el estudio, el procedimiento se realizó utilizando un sistema de bombas, calentadores y bolsas de sangre artificial calentadas a temperatura corporal. Condiciones que habrían permitido mantener vivos a los órganos superiores hasta por 36 horas.

Aunque los porcinos no recuperaron la conciencia, el equipo admitió que es posible restaurarla y que los experimentos abrían la puerta a la posibilidad de que el cerebro humano se mantuviese vivo fuera del cuerpo. “Un infierno viviente”, aseguró a The Conversation el académico de la Universidad Nottingham Trent, Benjamin Curtis.

El experto en ética y filosófica señaló que algunos han argumentado que incluso con un cuerpo completamente funcional, la inmortalidad sería tediosa. Sin ningún contacto con la realidad externa, podría ser un infierno.

Frente a este escenario, el equipo de la Universidad de Yale señaló que no ha intentado restablecer la conciencia porque era un “territorio inexplorado” éticamente.

Con información de: emol.com

Comentarios

comentarios