Vendedores callejeros

0
44

Todavía no regresan a Toluca la totalidad de sus habitantes, debido al periodo vacacional, pero en la calle son perceptibles decenas de personas de todas edades, particularmente en los cruceros. Se trata de vendedores de chicles, cigarros, pilas y pordioseros además de quienes buscan limpiar parabrisas de los automóviles.

Pero son estos últimos, los limpiaparabrisas los que predominan en calles como Las Torres y Heriberto Enriquez pues se cuentan en una decena aunado a que están organizados pues portan herramientas de trabajo del mismo tipo y se distribuyen adecuadamente entre los automóviles cuando el semáforo está en la luz roja.

La escena de gente vendiendo en las esquinas de Toluca trae por un lado a la mente el nivel de desempleo en la ciudad, como también la ventaja que para muchos de los vendedores representa estar en la calle y ganar más que en un trabajo con horario de ocho horas y salario mínimo; por otra parte, que en realidad trabajen para alguien más o le aporten cuotas; especialmente los menores de edad.

En este mismo tema está latente el riesgo a la seguridad de estas personas como a los automovilistas. Por algo el comercio callejero   salta a la vista inmediatamente en cantidad y forma; por su anarquía y competencia desleal.

Comentarios

comentarios