IMSS Poniente implementa modelo MIPRIN para reducir infecciones nosocomiales

0
23583

Como parte del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Delegación  Estado de México Poniente instrumenta en sus Unidades y Hospitales el Modelo Institucional para Prevenir y Reducir las Infecciones Nosocomiales.

IMSS
IMSS

El doctor Jesús Alcantar Ramírez, adscrito a la coordinación de Hospitales de Segundo Nivel de la Jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas explicó que este modelo tiene como objetivos principales reducir y prevenir las infecciones nosocomiales, disminuir los días de estancia hospitalaria y mejorar la calidad y seguridad del paciente; por lo que este programa implica la identificación de riesgos y la prevención, aspectos que incluyen la higienización en áreas específicas como terapia intensiva, inhaloterapia, la central de equipos y esterilización, manejo de antisépticos, de residuos peligrosos biológicos infecciosos, nutrición y vigilancia epidemiológica.

Las infecciones nosocomiales más frecuentes son las de heridas quirúrgicas, las vías urinarias y las vías respiratorias inferiores. La máxima prevalencia de este tipo de  infecciones ocurre en unidades de cuidados intensivos y en pabellones quirúrgicos y ortopédicos de atención de enfermedades agudas; no obstante a través de 18 líneas de acción esta estrategia promueve la reducción de las posibilidades de adquirirlas.

Para garantizar la correcta implementación de esta estrategia es necesaria la revisión y esterilización de áreas como inhaloterapia, la separación de ropa hospitalaria,  el manejo de antisépticos y residuos así como precauciones estándar: utilización de guantes, higiene de manos, utilización de cubrebocas, esterilización de instrumental, por destacar algunas.

El doctor Alcantar Ramírez destacó que el manejo del agua es primordial, este elemento es medido semanalmente de cloro residual de la toma de agua, deben ser identificados y ubicados el número de depósitos de agua, realizando la limpieza de los mismos. Se realiza la medición de cloro residual cada dos días en servicios críticos, además de estudios bacteriológicos una vez por semana.

 

Comentarios

comentarios