Áreas naturales protegidas preservan la biodiversidad estatal

0
181

Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) del Estado de México, administradas por la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, representan un valioso instrumento para preservar la biodiversidad de la entidad.

El Gobierno del Estado de México, a través de esta dependencia medioambiental realiza acciones para fortalecer la conservación de especies. (Foto: Especial)

Con cinco Parques Estatales y cinco Parques Urbanos bajo su responsabilidad, abarcan una extensión de 21,896 hectáreas dedicadas a la conservación.

Estos espacios albergan una diversidad de ecosistemas, incluyendo bosques de encino, matorrales xerófilos y pastizales, habitados por una rica variedad de flora y fauna, incluyendo especies migratorias que visitan la región desde otros países y estados del norte de México.

La Coordinación General de Conservación Ecológica (CGCE) realiza acciones para monitorear y actualizar el registro de especies en colaboración con instituciones gubernamentales y organizaciones civiles. Los Programas de Manejo de las ANP se revisan periódicamente, y se llevan a cabo monitoreos utilizando métodos y equipos especializados.

Además de su importancia ecológica, las ANP ofrecen oportunidades para actividades recreativas y educativas que permiten a la población disfrutar y aprender sobre la naturaleza. Programas como el de Aves Urbanas, en colaboración con la Conabio, invitan a los visitantes a participar en recorridos de observación de aves, conocidos como “pajareadas”.

Otra actividad relevante es el fototrampeo, que permite detectar la presencia de especies como el coyote y el gato montés mediante cámaras colocadas estratégicamente en el hábitat natural. Estas iniciativas son fundamentales para evaluar la salud de los ecosistemas y tomar medidas de conservación adecuadas.

Además, la Secretaría del Medio Ambiente promueve la creación de Jardines de Refugio para Polinizadores, que favorecen la biodiversidad de insectos polinizadores como abejas, mariposas y colibríes. Estos jardines, adoptados por instituciones educativas, contribuyen a sensibilizar a la población sobre la importancia de conservar la flora y fauna en entornos urbanos.

Estas acciones reflejan el compromiso del Gobierno del Estado de México con la conservación del medio ambiente y la promoción de la educación ambiental, con el objetivo de asegurar un equilibrio entre el desarrollo humano y la protección de los recursos naturales.

Comentarios

comentarios