Asentamientos irregulares

0
113

De sobra es conocido que se desbordó el río Lerma y al menos 600 casas terminaron anegadas durante una semana en San Mateo Atenco. También se inundaron esta semana un grupo de casas de la “colonia Víctor Puebla”, en el municipio de Texcoco.

Ambos casos tienen el común un hecho: las casas están asentadas en terrenos en donde no debería haber inmuebles habitacionales, por la sencilla razón de que se trata de zonas lacustres. En ambos casos hubo un grupo de funcionarios y servidores públicos que se hicieron de la vista gorda para permitir que se construyeran las viviendas.

Pero en Texcoco, a diferencia de San Mateo Atenco, hay una organización que está detrás de este asentamiento irregular: Antorcha Campesina. Es decir, fueron los antorchistas quienes llevaron a la gente a construir sus casas en la “colonia Víctor Puebla” a sabiendas de que los conducían a un lugar sin autorización para edificar viviendas, sin servicios públicos y a merced de las lluvias. Pero no debe haber importado, mientras su organización siga medrando con la pobreza.

Claro, nadie detuvo la construcción irregular. Ni en San Mateo Atenco ni en Texcoco. La presión urbana se impuso. La dejadez gubernamental hizo lo suyo. En las inundaciones, todos son responsables, que es lo mismo que decir que nadie asumirá la responsabilidad. Nadie rendirá cuentas. Al fin que ya pronto termina el tiempo de aguas.

Comentarios

comentarios