Cae 4.6% la venta de autos nuevos, reportan distribuidores del Edomex

0
180

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) dieron que durante diciembre 2017 la venta de vehículos ligeros fue de 158 mil 717 unidades, 17.6 por ciento inferior a las unidades comercializadas en el mismo mes del año pasado.

En el acumulado enero-diciembre 2017, se registró la venta de 1 millón 530 vehículos ligeros, lo que significa una caída de 4.6 por ciento en relación al acumulado del mismo periodo del año previo.

ADAEM, Arriaga, autos
María de Los Ángeles Arriaga, presidenta de la Asociación de Distribuidores de Autos del Estado de México (Foto: Archivo).

Ante este escenario nacional, la presidenta de AMDA Estado de México, María de los Ángeles Arriaga de Quiroz, reconoció que en la entidad se observó la misma tendencia a la baja.

“Aunque el estado de México sigue ocupando el segundo lugar en ventas después del Distrito Federal, y conserva casi el 12 por ciento del total de ventas nacionales, este año quedamos atrás de las metas programadas” dijo la dirigente empresarial.

Indicó que al cierre del año el pronóstico básico quedó por debajo de las expectativas del mercado y esto acrecentó el resultado negativo que se acumula en el año, ya que en varias ocasiones se estuvo por debajo de la meta esperada.

Consideró que entre los factores que influyeron durante el año en la caída de las ventas destaca la pérdida en la capacidad adquisitiva de los consumidores por la inflación.
Agregó que además de los factores económicos, la situación generada por los sismos, los procesos electorales y el ánimo social tuvieron un peso relativo en la decisión de compra de vehículos.

Coyunturalmente, al cierre del año se observó una mayor volatilidad que se reflejó negativamente en el tipo de cambio principalmente como consecuencia de la reforma fiscal anunciada en Estados Unidos y su previsible impacto en la economía mexicana.

Frente a estas circunstancias, los actores del sector automotor reconocen que 2018 será un año con fuertes presiones en el mercado doméstico. El reto será disminuir la inflación y remontar la incertidumbre que generan factores como la negociación del TLCAN, los procesos electorales de este año y el desánimo social.

“Ante el panorama recesivo para el mercado automotor nacional, responderemos con una oferta comercial agresiva que incluye importantes esfuerzos en materia de financiamiento, servicio y valor de nuestros productos” dijo la dirigente de los distribuidores de automóviles del estado de México.

Hizo un llamado para evitar que se ponga en riesgo la estabilidad institucional y el equilibrio macroeconómico con acciones que generen incertidumbre o distorsiones del mercado por presiones políticas o sociales: “No obstante la caída de este ciclo, reconocemos que gracias a las medidas que se han tomado para evitar condiciones negativas como la importación indiscriminada de vehículos o la inobservancia de la normatividad en materia vehicular, de movilidad y cuidado del medio ambiente, hemos venido creciendo de manera ordenada en beneficio de la población”.

Comentarios

comentarios