Centro Ceremonial Otomí alberga espacios para deportistas de alto rendimiento

0
157

Con la reapertura de las instalaciones deportivas en el estado de México, las áreas a cargo de la Secretaría de Cultura y Turismo, en el Centro Ceremonial Otomí, ya están en funciones, albergando a boxeadores mexicanos que se alistan para sus próximos compromisos deportivos.

Cuenta espacio con tres áreas para estancia de atletas de élite (Foto: Especial).

Con una ocupación del 30 por ciento, se reactivó la atención a deportistas de alto rendimiento que solicitaron el espacio y comenzar a dar trámite a nuevas solicitudes, las cuales deben presentarse mediante oficio correspondiente, para hacer uso de las diferentes áreas deportivas con que cuenta este lugar ubicado en el municipio de Temoaya.

.

Al estar situado a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar, esta instalación ha sido fundamental en la preparación de grandes exponentes del deporte mexicano, en específico de marchistas, quienes tradicionalmente han hecho de este lugar su base para encarar compromisos olímpicos, al igual que destacados boxeadores que hacen aquí su campamento de altura, previo a sus peleas, principalmente aquellas en las que se disputan campeonatos mundiales.

Las áreas deportivas con las que se cuenta el Centro Ceremonial Otomí, son un gimnasio de box. El Gimnasio de combate “José Sulaimán Chagón”, con un ring de box oficial, aparatos de musculación, tina de hidromasaje, área médica, sanitarios y regaderas.

Los primeros deportistas en retomar sus entrenamientos y hospedarse en los albergues del Centro Ceremonial Otomí tras la pandemia, son el mexiquense Carlos Cuadras, quien se alista para su pelea por el título mundial del Consejo Mundial de Boxeo, ante el actual campeón Francisco “El Gallo” Estrada; además de un viejo conocido de este lugar, Erik “El Terrible” Morales, quien en esta ocasión y como entrenador, trajo a su pupilo Jaime Munguía.

Los tres albergues donde se hospedan los deportistas que buscan la altura como parte fundamental en su preparación cuentan con todos los servicios necesarios. La nave A tiene una capacidad para 22 personas y tiene zona de descanso con chimenea, nueve habitaciones dobles, una habitación cuádruple, sanitarios y regaderas.

La nave B tiene capacidad para 35 personas, área de descanso con chimenea, siete habitaciones cuádruples, dos dobles, una triple, regaderas, sanitarios y cocina-comedor con capacidad para 300 personas.

También está la Casa A, con capacidad para 12 personas, con cuatro habitaciones, sala de descanso, regaderas y sanitarios.

Comentarios

comentarios