Comunidad cinematográfica en incertidumbre ante eliminación de FIDECINE

0
375

Aunque el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) emitió un comunicado ante la desaparición del Fideicomiso Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), la comunidad cinematográfica se mantiene en incertidumbre debido a lo ambiguo que resulta la publicación del mismo instituto.

se prevé que para el 2021, el IMCINE tenga una reducción cercana al 20 por ciento en su presupuesto.(Foto: cortesía)

Inti Cordera, director y productor mexicano, considera que lejos de plantear propuestas concretas, el comunicado emitido por IMCINE parece más una justificación de la desaparición del FIDECINE, aunque considera que es demasiado pronto para predecir los resultados que tendrá en la cinematografía mexicana.

“Se da a conocer un comunicado que no da certeza que estos mecanismos se vayan a aplicar y cómo se vayan a instrumentar. Se habla de fortalecer las capacidades operativas del IMCINE pero en el Paquete Económico dejan al instituto con un presupuesto de 115 millones de pesos ¿Cómo una institución, como lo es el IMCINE, va a sortear los retos y las responsabilidades de implementar todos estos programas? Agradecemos el reconocimiento que se le da a la comunidad, el trabajo y el valor que tiene el cine pero sigue siendo muy incierto y poco claro lo planteamientos que se quieren hacer. Tal vez sea pronto para debatirlo o cuestionarlo del todo […] Esos fondos eran los que permitían la producción de óperas primas de estudiantes, de películas de autor. No nos queda más que esperar y confiar”, expresó. Y es que se prevé que para el 2021, el IMCINE tenga una reducción cercana al 20 por ciento en su presupuesto.

La reducción del presupuesto al rubro del séptimo arte se suma a la lista de complicaciones por las que atraviesa el cine mexicano, en especial las producciones independientes para las que no tienen cabida los grandes complejos cinematográficos y que tienen que recurrir a circuitos y festivales para encontrar espacios para su proyección. Al respecto, Inti Cordera considera que las producciones mexicanas deberían convertirse en una oportunidad y dejar de privilegiar a las grandes producciones extranjeras.

“Ese es otro gran reto que tenemos. Yo siempre digo que No hay peor película que la que no se ve. Si estas dos grandes corporaciones de exhibición que tienen casi siete mil salas de exhibición en nuestro país, ahora muchas de ellas cerradas o con una ocupación mínima, siguen privilegiando un cine comercial extranjero, que siguen privilegiando, en el caso del cine mexicano, aquellas que según sus criterios son rentables porque son comedias y son películas ligeras. Pero en vez de ver en el cine mexicano una amenaza deberían verlo como una oportunidad […] Sería muy bonito pensar que estas cadenas de exhibición fueran mucho más plurales y su programación más diversa”, señaló.

El cineasta mexicano considera que faltan nuevos criterios de programación y una mayor apertura hacia la cinematografía nacional y mencionó el caso de otros países Latinoamericanos en los que el cine está considerado como una forma de identidad.

Finalmente, Inti Cordera aseguró que aunque la situación por la que atraviesa el cine mexicano es complicada e incierta, deben identificarse los retos y las oportunidades para aprovecharlas para fortalecer la industria en el país.

Comentarios

comentarios