Continúa la aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra COVID-19

0
144

“Ahora que me aplicaron la vacuna, la verdad recibí una atención de todo el personal, tanto administrativo, la logística que estaba ahí, recibieron los papeles, el número de folio, ellos me registraron, yo para nada metí las manos, ellos anotaron todo, me llevaron a sentarme, ahí llegó la brigada y ahí sentada me dijeron qué es lo que iban hacer”, señaló Emma García Aguirre, de 66 años de edad, quien es enfermera adscrita al Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), quien recibió la vacuna contra COVID-19 de manos de sus amigas, ya que ella, permanece en aislamiento domiciliario desde hace 13 meses

Labora Yadira Velázquez Domínguez en uno de los 10 módulos de Ecatepec, con la finalidad de inocular a 177 mil habitantes de este municipio (Foto: especial).

La atención a los adultos mayores de 60 años y más durante las jornadas de vacunación contra COVID-19, es una labor que las trabajadoras de la salud realizan con vocación, alegría, esperanza y convicción para salvar vidas, evitar complicaciones y devolver los deseos de regresar a la normalidad.

Son muchas las heroínas sin capa que entregan su tiempo a esta labor como Yadira Velázquez Domínguez, quien ha brindado 15 años de servicio en el Centro de Salud “Lic. Adolfo Ruiz Cortines” de Ecatepec, y a más de un año de la pandemia por la infección al virus SARS-CoV-2, es consciente de que su labor es fundamental para frenar contagios, laborando desde hace dos meses, en el módulo de vacunación del Centro Cultural y Deportivo “Las Américas”, uno de los 10 módulos implementados en Ecatepec

“Es una gran esperanza de que ellos ya tengan la vacuna y les demos la alegría a ellos también, de que ya se sientan seguros y puedan retomar su vida normal, ahorita es una gran felicidad estar vacunando a adultos mayores, porque gracias a la vacunación se van a poder salvar y evitar complicaciones en caso de que les llegue a dar COVID”, comenta la trabajadora.

A pesar de tener una jornada laboral de 6 de la mañana a 8 de la noche, está feliz de formar parte de la vacunación, la cual es otro frente contra dicha enfermedad, labores que han sido riesgosas, pues fue víctima de agresiones y discriminación, sufrió ataques al trasladarse a su domicilio en la colonia Jardines de Morelos.

 “Yo creo que sí ha valido la pena porque el hecho de que nosotros estemos ya dando seguridad y tratando de salvar las vidas de las demás personas es una satisfacción para nosotros.

Pese a enfermarse y sufrir la pérdida de amigos y familiares, Yadira Velázquez regresó a laborar  como una de los 500 trabajadores del ISEM, adscritos a la Jurisdicción Sanitaria de Ecatepec, que brindan la vacunación de adultos mayores.

“Ponernos la vacuna es cien por ciento segura y que realmente es una alternativa para que no nos enfermemos ni nos muramos de esa enfermedad que es muy fea la verdad, te quedan secuelas y complicaciones del COVID”, agrega.

 “Sé que a la larga va a valer la pena porque vamos a ir disminuyendo la mortalidad por COVID y a parte la seguridad de nuestros adultos, la seguridad a lo mejor hasta de un niño que a lo mejor va a haber casos, pero ya va a ir disminuyendo considerablemente”, confía Yadira.

Cabe recordar que este lunes continúa la aplicación de la segunda dosis de la vacuna como en el caso de la ciudad de Toluca, donde las autoridades detallaron que se cuenta con el mismo número de vacunas que en la primera dosis, para garantizar que todos reciban la segunda vacuna, por ello, se solicitaron a la ciudadanía no hacer filas, para evitar aglomeraciones.

Comentarios

comentarios