Crean gel para trepar como Spider-Man

0
283

Spider-Man ha sido uno de los superhéroes favoritos desde su nacimiento. El carisma de Peter Parker saltó de las páginas del cómic a las caricaturas televisivas y al cine.

Se trata de un hidrogel que se usa en lentes de contacto. Es un material flexible en el agua y vítreo cuando está seco (Foto: Especial).

Con la franquicia Avengers el gusto llegó a nuevas generaciones, y así como nuestros abuelos soñaban con columpiarse en una telaraña por los edificios de Manhattan, los adolescentes se imaginan trepando paredes, esto de acuerdo con información presentada en el portal Agencia ID.

Pues este último sueño parece que podría ser realidad gracias a un grupo de científicos de la Universidad de Penn, liderados por la profesora Shu Yang, especializada en ciencia de materiales e ingeniería; así como en ingeniería y química biomolecular, se enfocan en crear un gel que permita la adherencia a la superficie, con cualidades reversibles.

Shu se ha especializado en desarrollar nuevas metodologías para controlar la creación, fabricación y propiedades de los materiales con estructuras únicas y funcionales inspiradas en la biología, por ejemplo, en los reptiles (gecko), quienes utilizan fibras capilares que tienen en los dedos, para trepar paredes.

“Podemos fabricar esas estructuras que pueden generar adherencia, el problema es que el gecko sólo pesa 50 gramos y tiene millones de setas en la palma de la mano. Es demasiada ingeniería. Un humano tiene, cuando menos, 50 kilos (de peso), es mil veces más grande”, dijo a PennToday , el medio de divulgación de la universidad.

Sin embargo eso no la desanima en crear un material que sirva para trepar. “Enviamos un estudio para publicación que se centra en un súper adhesivo que es reversible, con propiedades parecidas a las que hacen que Spider-Man pueda trepar paredes”.

Se trata de un hidrogel que se usa en lentes de contacto. Es un material flexible en el agua y vítreo cuando está seco. No se encoge mucho y se seca muy rápido, por lo que mantiene su forma y en cuestión de minutos cambia su elasticidad mil veces, de modo que en un instante pasa de blando y flexible a muy rígido, como el plexiglás. Al convertirse en rígido es muy difícil separarlo del sustrato, pero si agrega agua, se hinchan y se vuelve resbaladizo, por lo que puede separarse”, destaca.

Comentarios

comentarios