Desesperación y desconocimiento

0
426

El caso de la mujer que irrumpió con familiares de pacientes de COVID-19 al Hospital General “Las Américas” en Ecatepec muestra sí la desesperación de una madre por saber qué pasó con su hijo pero también de ignorancia. 

La señora aseguraba que su hijo “estaba bien” antes de ingresar al hospital y afirmó que  lo habían inyectado para matarlo.

Desde luego surge la duda de si el hijo estaba bien por qué fue llevado al hospital pero también que la señora desconoce la gravedad del coronavirus y que tiene una percepción negativa de la función de los médicos. Pareciera más bien que lo único que buscaba era a quién acusar de la muerte de su hijo.

Ojalá que este caso sirva de ejemplo a quienes dudan de la existencia de un nuevo coronavirus y su letalidad, tanto como la importancia de quedarse en casa y acatar medidas de protección. Nadie quiere ver a sus familiares o conocidos enfermos o muertos y eso solo se evita atendiendo a las instrucciones y mantenerse informado.

Escucha el comentario de Patricia Maldonado. Dale play:

Comentarios

comentarios