Días de angustia para atleta del Edomex, en Japón por el COVID-19

0
119
.

En abril del año pasado la atleta de Judo del Estado de México, Jazmín Toral Cocom viajó a Japón, con el objetivo de realizar una especialidad de Judo, el cual término antes de lo previsto por el Coronavirus.

(Foto: especial).

Sin embargo ella salió bien librada, pues a partir de que la noticia se extendió en tierras orientales, las autoridades sanitarias se encargaron de hacer todo lo posible para mantener los contagios al mínimo, pero sin que la gente se desesperara.

Su sensei Carlos García, nos relata como es que la joven de 24 años de edad vivió esos momentos de angustia por el COVID-19 en Japón.

“Se fue estudiar una especialidad en Judo, ella debió haber regresado por el mes de abril, pero con esta situación que se presentó del (coronavirus), ella decidió regresar a los Estados Unidos propiamente a los Angeles, como todos sabemos allá cerraron las fronteras, pero afortunadamente se encuentra con su mamá porque la señora radica en California”.

La primera semana de marzo en Japón, decidieron colocar en cuarentena de dos semanas a todos los pasajeros procedentes de China y Corea del Sur a raíz del coronavirus y restringirá la entrega de visas para evitar más contagios de este padecimiento, por lo que la atleta del Estado de México; “había visto con tranquilidad las cosas, sobre todo porque con el brote del coronavirus, allá inmediatamente actuaron, cerraron las fronteras y pronto se pudo tranquilizar la enfermedad”.

Sin embargo Jazmín me platicó; “El primer día tuvimos que salir con guantes y mascarilla. La segunda ocasión ya nada más con la mascarilla y nos estuvieron dando desinfectante antes de salir, durante y al regresar a nuestras habitaciones de la universidad de Japón”.

“En ese momento Jazmín, sufrió un cambio radical porque a partir de ese momento, no pudo trabajar en el restaurante donde ella obtenía dinero para sobrevivir, además está muy agradecida con sus compañeras japonesas, porque en ningún momento la dejaron sola y se portaron a la altura ante este gran problema de carácter mundial”, declaró el sensei.

Proseguio; “A todos los estaban resguardando y los mantuvieron en las habitaciones de la Universidad, ella mantuvo la calma, su mamá estuvo en constante comunicación y le pedía que no saliera que obedeciera todas las indicaciones y que iban estar al tanto de los vuelos para que ella regresará lo más pronto posible”.

Sin embargo, ella fue con la misión de la especialización e invirtió mucho dinero y tenía que regresar con su diploma y así fue; Una vez recibido el diploma, no fue fácil asimilar la situación en ese momento, porque pensaba viajar a Corea, pero las autoridades Japonesas lo impidieron por la situación del COVID-19 y le aconsejaron que regresara a su país.

Jazmín, optó para conseguir el boleto de avión, y corrió con suerte al encontrar un vuelo con destino a Estados Unidos, pero antes de su regreso, la Universidad Japonesa decidió adelantar la entrega de recepción de documentos y en un espacio muy reducido les entregaron sus diplomas a los quince alumnos que terminaron su especialidad con duración de una año.

Carlos García dijo que; “hace un par de semanas ella, abandonó Japón, regreso a los Estados Unidos para encontrarse con su madre, pues ella vive en California y regresará a Toluca pronto”, finalizó el relato Carlos García.

Comentarios

comentarios