El deber de votar

0
195

El próximo domingo los mayores de edad tenemos una cita para votar por quien queremos que presida el gobierno local, las curules en la Cámara local de Diputados y el Congreso de la Unión. No podemos asumir una actitud indiferente o negativa pues se trata de elegir a nuestros siguientes gobernantes como parte de una responsabilidad cívica y un derecho en torno a las decisiones y temas que impactan nuestra vida cotidiana y la de nuestra familia.

También debemos acudir a votar porque cuando lo ejercemos no dejamos en otro la elección de cómo resolver las problemáticas comunes. Ir a votar es, igualmente, defender la idea de democracia. Asimismo, para luego no estar quejándonos de cómo se administran los recursos públicos y de qué manera se comportan quienes ocupan encargos públicos.

Que no haya excusas actitudinales para salir a votar en dos días a partir de las ocho de la mañana y hasta las seis de la tarde que cierran las casillas. Votar es un ejercicio del poder ciudadano. Abraham Lincon dijo en su momento que “una papeleta de voto es más fuerte que la bala de un fusil”.

Escucha la opinión de Patricia Maldonado. ¡Dale play!

Comentarios

comentarios