En corrupción e inseguridad, el municipio es el eslabón más débil: César Camacho

0
167

Los municipios mexicanos están afectados por una normatividad asfixiante, que les da tantas competencias que resultan inabarcables; además, afrontan un problema de diseño entre las funciones de los integrantes del cabildo y las de los funcionarios, no aprovechan sus facultades reglamentarias y, en resumen, son el eslabón más débil de la cadena en fenómenos tan importantes como la corrupción o el de la inseguridad que lastran a todo el país.

César Camacho, presidente de El Colegio Mexiquense, señaló lo anterior en su participación en la primera jornada de la V Congreso Nacional de Transparencia y Rendición de Cuentas Municipales, que se verifica del miércoles 27 al viernes 29 en Guadalajara (Foto: Especial).

César Camacho, presidente de El Colegio Mexiquense, señaló lo anterior en su participación en la primera jornada de la V Congreso Nacional de Transparencia y Rendición de Cuentas Municipales, que se verifica del miércoles 27 al viernes 29 en Guadalajara, tendrá una segunda sede el 3 de noviembre en Morelia y la tercera y última jornada se verificará en Toluca, el día 5 del mes próximo, en Casa Toluca, sede alterna de la institución.

Al comentar la conferencia magistral de Teresita de Jesús Rendón Huerta Barrera, rectora del campus Guanajuato de la Universidad de Guanajuato, «Principales problemas y retos para combatir la corrupción en los gobiernos municipales mexicanos», César Camacho consideró que la sociedad civil organizada debe participar de manera más activa en la vida pública y no conformarse con votar y quejarse «en lo bajito», para que reivindique su derecho a ser escuchada, pues a un gobernante reacio a tener contrapesos le conviene precisamente una sociedad retraída.

La conferenciante hizo un análisis detallado de las debilidades de los municipios, el cuestionamiento severo de la corrupción como fenómeno complejo que afecta lo mismo a todo el país y presentó un conjunto de propuestas que incluyeron la desregulación federal y estatal de atribuciones de los gobiernos municipales, implementar sistemas automatizados, el desarrollo de herramientas para diagnosticar la corrupción y mejorar la gobernanza, así como aplicar medidas anticorrupción con estrategias claras.

Por su parte, César Camacho dijo que la lucha afanosa con que nació el Estado mexicano en 1821 se mantiene hoy en busca de libertad, igualdad, seguridad, justicia y paz, los cuales son valores trascendentales afectados y lesionados por repetidos fenómenos de corrupción, a la cual calificó como una subcultura que lesiona la vida en sociedad, aunque late en medio de esta y se agudiza y es más reprobable e inaceptable en el sector público, donde están los que deciden en nombre de la sociedad.

Es reprobable quedar mal y contrariar las pretensiones originales de una sociedad que quiere libertades y un clima de justicia, lo cual se ve lesionado cuando la conducta va en contra de los preceptos jurídicos y de la ética, precisó.

César Camacho estuvo también en la inauguración del congreso, el cual es convocado por el CUCEA de la Universidad de Guadalajara, el Instituto de Investigación en Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción (IIRCCC), el Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas (Comunidad PIRC), la Red por la Rendición de Cuentas, El Colegio de Jalisco, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y El Colegio Mexiquense.

En su exposición rechazó la idea de que la corrupción sea natural, resultado de una predisposición genética de los mexicanos, se manifestó en contra de la normalidad con que es vista y remitió al ejemplo de los países con mayores índices de educación, en los que hay menos corrupción, debido a un conjunto de valores compartidos y la aplicación efectiva de la norma.

No es creando nuevos tipos penales o elevando las sanciones como se puede combatir mejor la corrupción, sino con eficacia en la investigación y voluntad, abundó, al tiempo de insistir en la debilidad general de los municipios, en particular ante la corrupción, y recomendó atender el hecho d…

Comentarios

comentarios