En Huixquilucan ofrendan al Santísimo Padre del Divino Rostro, al tiempo que esperan el grito de Independencia

0
239

Con atuendos típicos, bailables, carreras de caballos entre otras cosas, es como los habitantes de la zona tradicional de Huixquilucan recuerdan la celebración del grito y desfile por el inicio de la independencia de México, así como algunas particularidades muy tradicionales como lo come ya Don Miguel Chavero:

Sin embargo en el caso muy particular del Cerrito de Santa Cruz, estás fechas se empalman con la ofrenda al Santísimo Padre del Divino Rostro por el pueblo otomí.

Y es que de acuerdo con su tradición, el día 14 de septiembre es la fecha en la cuál se festeja y se venera al santísimo señor milagroso Divino rostro, el cual tiene aproximadamente más de 500 años de su aparición en el Cerrito por un humilde pastor al que le hablo la divinidad pidiéndole que le hicieran su casita en la cima más alta de Huixquilucan.

Es por ello que de acuerdo a la tradición oral, el Santuario se fue construendo a través de las generaciones en colaboración con habitantes de náhuatl, otomí, mexicas, de localidades como Santa Maria Atarasquillo, Temoaya, San Miguel Ameyalco , San Gerónimo Acazulco , Lerma, San Felipe del Progreso, Toluca, Xonacatlan, y el propio municipio de Huixquilucan.

La señora Feliciana, recuerda además, que hoy en día, su tradición continúa y el 15 de septiembre ofrendan por medio de ritos, música de violín, cantos y rezos en otomí, al señor Divino Rostro esperando este día el grito, al tiempo que se realizan las ofrendas.

Comentarios

comentarios