Fundación Tlaloc y Green Pace México lamentan dependencia al automóvil

0
462

¿Qué tan grande es la dependencia al automóvil o la deficiencia del transporte público que estamos dispuestos a pasar más de 1 hora o incluso dormir junto a una gasolinera para conseguir combustible? 

Carlos Mendieta, presidente de la Fundación Tláloc (Foto: Facebook/Fundacion Tláloc).

A consideración de Carlos Mendieta, director de Grupo Tlaloc, esta situación por la que están pasando los mexicanos, pero en especial los mexiquenses es preocupante. 

Tal vez una familia numerosa, distancias largas o bien el estatus socio económico puede impedir que se busquen otras alternativas como camiones o transporte sustentable.

«La gente puede darse cuenta que algo está mal cuando pueden pasarse dos horas para recargar el tanque de gasolina, y no únicamente por una medida coyuntural de política federal» dijo

Gustavo Ampugnañi, director ejecutivo de Green Pace México, reconoce que esta dependencia al transporte privado se ha fomentado por la falta de políticas públicas para mejorar los sistemas de transporte o bien recurrir al sustentable.

A su consideración, el uso de la bicicleta es viable en todo el pais y sus municipios, pues incluso para fomentar esta cultura en grandes y medianas ciudades no requiere de gran presupuesto comparado con el reordenamiento del espacio público, siempre y cuando, los trayectos sean de 8 kilómetros.

Por lo que ambos activistas coincidieron en que el combate al cambio climático y el desabasto de gasolina, son oportunidades para reflexionar en mejorar el transporte urbano y apostar por uno integral, tanto en el país, como en la entidad mexiquense que sea cómodo, seguro, rápido y a precio accesible.

Comentarios

comentarios