Gatos asilvestrados amenazan con extinguir un marsupial australiano

0
62

La depredación por gatos asilvestrados está poniendo en peligro crítico de extinción al dunnart, un pequeño marsupial del tamaño de un ratón, endémico de la Isla Canguro, al sur de Australia.

Se estima que solo quedan unos 500 dunnarts (‘Sminthopsis aitkeni’) en la isla Canguro, que sufrió importantes daños durante los incendios forestales de 2019-20 y el 98% del hábitat del dunnart quedó gravemente quemado (Foto: Especial).

El estudio, pone de manifiesto la urgente necesidad de proteger a las especies vulnerables de la depredación de los gatos, sobre todo después de desastres naturales como los incendios forestales, esto de acuerdo con el portal de ciencia y tecnología, Agencia iD.

Se estima que solo quedan unos 500 dunnarts (‘Sminthopsis aitkeni’) en la isla Canguro, que sufrió importantes daños durante los incendios forestales de 2019-20 y el 98% del hábitat del dunnart quedó gravemente quemado. La depredación por parte de los gatos asilvestrados supone un riesgo importante para muchas especies autóctonas australianas, pero aún no se ha confirmado si los gatos son una amenaza para los dunnarts de la isla Kangaroo.

El investigador de la Universidad de Adelaida Louis Lignereux y sus colegas investigaron el impacto de la depredación de los gatos asilvestrados en los dunnarts de la Isla Canguro evaluando el contenido del estómago y el tracto digestivo de 86 gatos asilvestrados que fueron capturados entre febrero y agosto de 2020 en áreas de conservación especialmente designadas en la isla.

Todos los gatos fueron capturados como parte del programa nacional de control de gatos asilvestrados, y se les aplicó la eutanasia de acuerdo con las leyes de bienestar animal de Australia del Sur. Los autores identificaron los restos de ocho dunnarts individuales de la Isla del Canguro en los sistemas digestivos de siete gatos diferentes (8,1% de los gatos muestreados).

Estos hallazgos representan la primera confirmación de que los gatos asilvestrados se alimentan de dunnarts de la isla del Canguro, y sugieren que son cazadores eficientes de esta especie dado el pequeño número de dunnarts que quedan tras los incendios forestales.

Según los autores, la presión combinada de una población pequeña y aislada, las catástrofes naturales como los incendios forestales y la depredación por parte de depredadores introducidos, como los gatos asilvestrados, podría llevar a la extinción de esta especie vulnerable. Destacan la necesidad de mantener el control de las poblaciones de gatos asilvestrados en las zonas que albergan especies amenazadas.

Comentarios

comentarios