Habitantes de San Mateo Atarasquillo protestan por extracción de materiales pétreos

0
4770

Alrededor de 100 habitantes de la comunidad de San Mateo Atarasquillo, ubicada en el municipio de Lerma, impidieron el paso de camiones de carga de la denominada mina “PicaPiedra”, al asegurar que en los últimos años dañó alrededor de 50 hectáreas de bosque.

A decir de la primera delegada de la comunidad, Hilda Fuentes Hernández, la empresa afectó caminos y cerró cauces de lo que se conocía como “Las Pozas”, por lo que exigieron el cierre de la mina.

Vecinos aseguran que cada que hacen explotación del recurso, su salud se ve afectada al ser grandes las polvaredas que se registran; además de que temen  un derrumbe por la tala de un importante número de árboles.

La basura, añaden se ha vuelto un problema para que los que viven en las inmediaciones de la mina PicaPiedra, cuyos daños ambientales son vistos desde diferentes puntos de la localidad.

Autoridades auxiliares refirieron que a cambio del uso de suelo y el daño al medio ambiente, los propietarios de la mina se habían comprometido a realizar obras en beneficio de la población; sin embargo, y a decir de la delegación dieron “dadivas” que en poco ayudaron al desarrollo de la comunidad de San Mateo Atarasquillo.
En respuesta, Gerardo y Vicente Barranco, director jurídico y director general de la Mina “Picapiedra”, respectivamente informaron que solo tienen autorizados 16.5 hectáreas para su explotación, por lo que niegan un recurso mayor.
Además de que señalan con el cierre parcial se vieron afectados 40 empleos directos, por lo que no descartan actuar legalmente.
Finalmente, refirieron que como lo marca la norma han sembrado árboles, en respuesta al deterioro ambiental, pero no en la comunidad afectada, sino en San Juan Coapanuaya y San Juan Tilapa, comunidades del municipio de Ocoyoacac.

Comentarios

comentarios