Indispensable, fortalecer el aprecio social por maestras y maestros; mantienen la vigencia histórica de la escuela

0
164

La sociedad le debe a las maestras y los maestros de México mucho más que el reconocimiento del 15 de mayo, el cual debe incluir la recuperación del aprecio por su figura y trabajo en la formación histórica de la nación y del Sistema Educativo Mexicano, en especial luego del esfuerzo que realizaron durante el confinamiento por la pandemia, expresó Carlos Escalante Fernández, profesor-investigador de El Colegio Mexiquense.

Carlos Escalante Fernández, profesor-investigador de El Colegio Mexiquense, pide un reconocimiento al magisterio que vaya más allá de una fecha; las reformas educativas deben ser transexenales (Foto: Especial).

Sociólogo e historiador de la educación que viene trabajando el tema de las cartillas nacionales de alfabetización, en especial en los periodos de Jaime Torres Bodet al frente de la SEP, Escalante Fernández resaltó que las contribuciones de las maestras y maestros son muchas y variadas dentro de las diversas tradiciones pedagógicas y formativas que tienen.

En referencia al ensayo que publica Carlos Ornelas, estudioso del Sistema Educativo Mexicano, en el número más reciente de la revista Korpus21, aceptó que en todo caso el sistema muestra fatiga, lo cual no implica crisis, gracias en buena medida «al empuje de maestras y maestros».

En el día a día, ellas y ellos han contribuido a la formación de las generaciones en cada aula y siguen manteniendo su compromiso, convicciones y credos pedagógicos, dijo el historiador, quien subrayó la identidad magisterial, la que no es estática, pues ha cambiado en el tiempo y se ha nutrido durante décadas tanto de quienes han egresado de las escuelas normales como de profesionales de otras instituciones y licenciaturas, como las de Historia, Biología y Química, por señalar algunas.

Consideró que algunos de los desafíos de las maestras y maestros son los mismos desde que se fundó la SEP en 1921, pero otros son nuevos; unos y otros incluyen «sacar» a los grupos adelante, cumplir objetivos curriculares y de planeación, y hoy, adaptarse a la «nueva normalidad», lo cual incluye suplir las consecuencias del confinamiento por el pandemia en el aprovechamiento escolar, debido a que hubo alumnos que no tuvieron acceso a la escuela virtual.

Respecto de la anunciada reforma en la que trabaja la SEP, dijo que el tema de la compactación de grados no es estrictamente novedoso y puede significar la posibilidad de recuperar el tiempo de la pandemia, sobre todo con las niñas y niños más desprotegidos, pero previno que por el momento en que ha sido anunciada se corre el riesgo de otras que fueron propuestas al final del sexenio, sin mayor alcance.

Citó otro texto publicado en la revista Korpus21, en el que Manuel Gil Antón pide bajarnos del tranvía de las ilusiones, pues las reformas sexenales no sirven; en cambio, remitió como un ejemplo positivo al plan de 11 años impulsado por Torres Bodet, que abarcó las administraciones de López Mateos y Díaz Ordaz, pese a que no logró plenamente su objetivo de que todos los niños en la edad respectiva pudiesen terminar la primaria.

Admitió que el aprecio social por las maestras y los maestros ha cambiado, y consideró diversas causas, como el surgimiento de nuevos liderazgos en las comunidades y el intento de responsabilizarlos del deterioro educativo, pese a que la contribución histórica de la escuela a la identidad nacional solo ha sido posible con el trabajo del magisterio.

Así como sucedió con la revaloración del personal del sector salud por su trabajo durante la pandemia, es posible fortalecer el aprecio social por las maestras y maestros reconociendo su trabajo cotidiano, en especial durante el confinamiento, señaló.

Si se logra mantener el reconocimiento al magisterio se contribuye a la vigencia histórica de la escuela, que ha superado momentos de crisis y tiene mucho que aportar, pues si no es presencial, no es escuela, ya que es el lugar de socialización de los niños con sus pares y de las maestros y los padres de familia, concluyó.

La reflexión del investigador se puede escuchar completa en Intelifilia, ciencia para llevar, el podcast de El Colegio Mexiquense, estrenado esta semana.

Comentarios

comentarios