Irse de pinta

0
5971

¿A dónde se van los estudiantes cuando no asisten a clases?

Los lugares comunes para irse de pinta son los videojuegos, el cibercafé, mini barrs, el centro de la ciudad, centros comerciales y parques, especialmente entre estudiantes de secundaria y preparatoria, pues es ahí donde pueden dar rienda suelta a su soltería o noviazgo.

Irse de pinta es para muchos de ellos es un desafío a sí mismos, a los maestros y sus padres o tutores. Lo malo es que no miden las consecuencias, entre las que se hallan exposición a robo, asalto, violación, secuestro, un accidente y la muerte. También a un embarazo.

México es líder mundial en embarazos de adolescentes, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Uno de cada cinco partos que ocurren al día en México corresponde a una mujer entre 13 y 19 años. Los embarazos obligan a los jóvenes a abandonar sus estudios; lo mismo que ser víctimas de delitos o accidentes graves.

Además, los estudiantes que faltan constantemente a la escuela establecerán ese patrón en el futuro con sus hijos y se convertirán en adultos irresponsables.

Irse de pinta implica un riesgo: perderse el camino de regreso.

Comentarios

comentarios