La familia juega papel fundamental en la prevención, detección y atención de adicciones

0
116
.

En el marco de la clausura del curso “Nociones básicas de prevención de adicciones: una mirada desde el trabajo social”, que realizó la Secretaría de Salud del Estado de México, a través del Instituto Mexiquenses Contra las Adicciones (IMCA), se hizo énfasis en que el crecimiento en el consumo de las diversas drogas legales e ilegales tiene su origen en diversos factores, por lo que es necesaria la participación coordinada.

El curso es desarrollado por trabajadores sociales del Instituto Mexiquense Contra las Adicciones (Foto: especial).

Por que la familia es la célula básica de la sociedad, juega un papel fundamental en la prevención, detección y atención de las adicciones, y es de relevancia que los padres se informen acerca de este problema de salud pública y mantengan una efectiva comunicación, a fin de actuar a tiempo si es necesario.

Como cierre del curso se dictó la conferencia “La familia como fortaleza contra las adicciones”, a través de la cual, destacaron que es importante que los padres se documenten sobre el tema, pues es necesario que aprendan a detectar los primeros signos de alarma y conozcan todas las instancias públicas que trabajan para atender esta problemática.

De igual manera, hicieron énfasis en que la adicción a las sustancias psicoactivas puede ser ocasionada por diversos factores como psicológicos, familiares, sociales, culturales, económicos o políticos y si bien cada uno puede actuar como causa única, la interacción puede aumentar la probabilidad de desencadenar diversas situaciones de consumo.

Asimismo, se hizo énfasis en que el inicio de las adicciones se presenta cada vez a más temprana edad, de ahí que un ambiente familiar armonioso tenga especial relevancia para prevenirlas, donde niños, adolescentes y jóvenes tengan una efectiva comunicación para hablar de diversos temas que inciden en su desarrollo y la prevención de la farmacodependencia es importante.

Con la participación de más de 2 mil 500 personas, entre padres de familia, docentes y público en general, el taller, que se desarrolló del 30 de junio al 28 de julio, forma parte de la tarea constante que el IMCA lleva a cabo para abordar este problema de salud pública y en esta ocasión fueron los especialistas de trabajo social de los Centros de Atención Primaria a las Adicciones (CAPA), quienes expusieron sus conocimientos y experiencias en el tema.

Comentarios

comentarios