La política, esa vieja prostituta

0
313

El juego de la política no tiene llenadera y menos término. Se está a favor, en contra,  neutral o en la radicalización total cuando así conviene a los intereses particulares y de grupo. Se es y no se es o se puede ser. También se aparece o desaparece.

Escucha aquí el comentario de Patricia Maldonado Pérez

La insinuación es a quienes hoy son oposición, a los que cambiaron de ideología  partidaria y a aquellos que abandonaron tal campo por convicción o conveniencia.

De manera especial a organizaciones como el otrora Ejército Zapatista de Liberación Nacional o EZLN que este inicio de año expresó su desaprobación al Tren Maya, además de descalificar al presidente de México.

La presencia del EZLN se anuncia asimismo en el marco del 25 aniversario del grupo cuyos fines originales fueron la defensa de la tierra y los derechos indígenas.

La política es un tema que atrae a la mayoría en conjunto, grupos o individualmente porque es hablar de la sociedad en que vivimos y el sistema que la rige. De ahí también que no satisfaga a nadie ni tenga fecha de caducidad. Eso sí, no hay que olvidar que por algo existe el mote de que “La política es una vieja prostituta”.

Comentarios

comentarios