La tragedia de la migración

0
144

A raíz de la muerte de 22 mexicanos que viajaban en un trailer rumbo a Estados Unidos se ha señalado como culpable al actual gobierno de la república porque no funcionan sus programas sociales. Pero la migración no es un problema de ahora, tiene décadas. La gente se va porque en sus comunidades no hay o no le alcanza para sobrevivir.

Se trata de indígenas, campesinos y obreros, habitantes de lugares alejados, con poca o nula preparación escolar, quienes están convencidos que recibirán mejores ingresos en la Unión Americana.

Como es de notar, lo que busca la gente es una fuente de empleo, que sea digna, que paguen bien y exista formalidad —esto es, prestaciones socioeconómicas, antigüedad—. De eso pudiéramos preguntar a la presente y pasadas administraciones qué han hecho y qué ha funcionado de sus acciones para emplear a las personas de zonas distantes porque cuando se habla de generación de empleos las cifras que se presumen corresponden básicamente a lo que ocurre en el entorno urbano. De la agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y caza, entre otras, no se aportan datos y es ahí donde está parte de la pobreza y la necesidad.

Generar buenos empleos reduce la migración en zonas rurales y de ello son corresponsables gobierno y empresas; el gobierno generando las condiciones y las empresas contratando y que no quede en “planes”, “proyectos” o “veremos”.

Comentarios

comentarios