La vida será otra: Longoria

0
653

Una de las atletas mexicanas que describe de mejor manera las palabras esfuerzo, constancia y paciencia es la número uno del mundo en raquetbol, Paola Longoria, quien espera volver a la actividad, en el mes de agosto, aunque actualmente hay algo más importante para ella como reconocer la gran labor del sector salud.

Paola Longoria (Foto: Arturo Pérez).

«Ahora es tiempo de darle las gracias a todos los doctores y doctoras, enfermeros, camilleros, personal de limpieza. Ahora viene algo importante que nos va a ayudar como mexicanos, a seguir solidarios, a unirnos, a buscar la manera de seguir en todas las facetas, en todos los trabajos desde deportes, desde política, desde salud, desde economía han sido afectados y viene la tarea, bastante ardua, de levantarnos más fuertes».

«Los mexicanos nos hemos caracterizado por trabajar fuerte, por esforzarnos, por entregarnos, pero sobre todo por ser solidarios, por unirnos día a día. Yo creo que esa batalla después del coronavirus será lo que nos sacará nuestra mejor versión. Podría decirte que lo primero que quiero hacer después de que pase esto es jugar mi deporte, pero lo primero que quiero es ver levantarse a mi país y en todos las facetas, unidos, salir adelante», expresó la número uno del mundo en Raquetbol.

Así, Paola continúa entrenando para el torneo de Kansas, pues será el certamen que abrirá la próxima temporada de ráquetbol profesional y es muy probable que se reanude la segunda semana de agosto.

«Yo nunca pensé que esto se fuera a prolongar tanto. Estaban inciertos los torneos, no sabíamos qué iba a pasar. Los días pasaron y recibimos la noticia de que será el torneo de Kansas con el que abramos la siguiente temporada. Si todo está bien y las fronteras se abren, podríamos estar empezando la nueva temporada en la segunda semana de agosto», explicó.

Finalmente, Longoria López, admitió que todo el mundo le ha afectado esta situación, pues la vida cambiará por completo y se debe ver como algo  positivo.

«La verdad me ha pegado mucho, extraño demasiado competir y jugar ráquetbol. Sí me cambió la vida por completo, no sólo a mí, sino a todo el mundo, pero se debe ver el lado bueno de las cosas», concluyó. 

Comentarios

comentarios