La fuerza de la naturaleza

0
102

Vaya semanita la que nos tocó pasar. De inicio se registraron inundaciones sin precedentes en Tula, Hidalgo, con al menos 35 mil afectados, según la Secretaría de la Defensa Nacional, y 17 personas muertas. Las imágenes del desbordamiento del río Tula y el tránsito del agua a más de dos metros de altura por las calles quedarán para la posteridad.

Escucha la opinión de Patricia Maldonado. ¡Dale play!

Luego vendría el temblor de 7.1 grados que si bien produjo daños menores en hospitales, viviendas, comercios y hoteles en Acapulco, Guerrero, propició el fallecimiento de una persona.

Para finalIzar, en el municipio de Tlalnepantla tuvo lugar el deslave del cerro del Chiquihuite con afectaciones a decenas de casas, fallecimientos y desaparecidos. 

Lluvias, temblor y deslave se nos vinieron uno tras otro recordando la acción y poderío de la naturaleza pero también del accionar del ser humano, particularmente en su ubicación en zonas bajas y cercanas a los ríos y cerros y la deforestación que tiene au precedente además en temas económicos.

Ahora empezamos una nueva semana que se caracterizará por el festejo patrio. No nos queda de otra más que continuar.

Comentarios

comentarios