Menos Cuba, más Independencia

0
130

Y más allá de la conmemoración de los 200 años de la consumación de la Independencia de México, que debió ser el foco de atención en los últimos dos días, el gobierno de la república lo reviró directa o indirectamente hacia el invitado especial, el presidente cubano. 

Escucha la opinión de Patricia Maldonado. ¡Dale play!

La determinación de tener al sucesor de los Castro propició que se hablara más del rechazo a su presencia que de beneplácito. Asimismo, no faltó quien dijera que la deferencia era punto de partida para iniciar un régimen de gobierno similar al de Cuba.

Desde luego, sus razones políticas tendrá el mandatario mexicano para haber invitado a su homólogo cubano y dejarlo hacer y decir pero lo que no debe ser motivo de preocupación es que los mexicanos, somos más grandes que los políticos y gobernantes. Que con todos y cada uno de nuestros problemas, tenemos la voluntad y capacidad para decidir el futuro que queremos para todos. Y eso es justamente lo que se enarboló con la Independencia y su valor más grande la libertad. 

Comentarios

comentarios