Morena pide endurecer penas de prisión por delitos contra el medio ambiente

0
81

El diputado Margarito González Morales, en nombre del Grupo Parlamentario de Morena, propuso tipificar como graves los delitos cometidos en contra del medio ambiente e incrementar las penas de prisión para quienes en la comisión del delito de tala ilegal inciten a menores de edad a cometer este ilícito, así como para los servidores públicos que autoricen cambios en el uso del suelo sobre un área natural protegida de forma injustificada.

Margarito González Morales, en nombre del Grupo Parlamentario de Morena, propuso tipificar como graves los delitos cometidos en contra del medio ambiente (Foto: Especial).

En sesión del Segundo Periodo Ordinario, presidido por la diputada Guadalupe Mariana Uribe Bernal por Morena, Margarito González dijo que en el estado de México, debido a un marco legal poco riguroso para la protección específica de los recursos forestales no existe un desarrollo forestal sustentable y tampoco una debida prevención y vigilancia forestal, provocando así que el país y la entidad, se encuentren en un índice de deforestación muy elevado.

El diputado resaltó la importancia de aplicar sanciones de 12 a 20 años de prisión, y de mil 500 a tres mil días de multa, en contra de los autores intelectuales, instigadores, personas que obtengan un lucro indebido o que controlen o inciten a menores de edad para cometer el delito de tala de árboles.

Propone que al servidor público que de forma ilegal consienta o participe en  la comercialización o destrucción de productos de los montes o bosques se le apliquen de cinco a quince años de prisión y de quinientos a mil días multa.

Asimismo, que al servidor público que autorice el cambio de uso de suelo sobre un área natural protegida o reserva ecológica sin que exista causa de excepción justificada establecida en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable se le sancione con prisión de 12 a 20 años y a mil 500 a tres mil días de multa.

El diputado explicó que en la entidad hay cinco zonas consideradas críticas por la tala ilegal: el Nevado de Toluca, que incluye a municipios como Zinacantepec, Coatepec Harinas, Almoloya de Alquisiras y Sultepec; la Ixta-Popo, con Amecameca, Ozumba y Ecatzingo; la Cobio-Cruces, con Ocuilan, Xalatlaco, Santiago Tianguistenco, Xonacatlán y Otzolotepec; la subcuenca de Valle de Bravo, con Valle de Bravo y Temascaltepec, y la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, en el área colindante con Michoacán.

Refirió que, de acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con la participación de delincuencia organizada se explotan 25 metros cúbicos por semana para el autoconsumo de madera del bosque, práctica que se origina en la pobreza de los habitantes de estas zonas, por lo que sugirió fortalecer los proyectos productivos para ayudar a este sector de la población a que abandone esa actividad.

La iniciativa fue enviada a las Comisiones Legislativas de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Administración y Procuración de Justicia para su análisis y dictamen.

Comentarios

comentarios