Museo de Ciencias Naturales del Edomex cumple 50 años de ser espacio de conocimiento

0
259

El martes 2 de marzo, el Museo de Ciencias Naturales, enclavado en el Parque Recreativo Matlazinca, ubicado en el Cerro del Calvario, área natural protegida, cumple medio siglo de ser un espacio de conocimiento y sabiduría ancestral para las y los mexiquenses.

Está en el cerro de El Calvario, en Toluca, que muestra la riqueza natural de la entidad (Foto: Especial).

Este lugar fue inaugurado en 1971, con el objetivo de fomentar la preservación de los recursos naturales; este recinto muestra la geología, biodiversidad, insectos y más de 3 mil lepidópteros, insectos holometábolos, casi siempre voladores, conocidos comúnmente como mariposas.

Es un espacio con una historia y una riqueza tal que vale la pena platicar y difundir, ya que es de todo el público”, así lo externó su Director, Carlos Héctor Torres Tello, quien enfatizó que la colección de mariposas fue donada por el profesor Luis Camarena, naturalista mexiquense, a quien se le encargó la realización de este museo, hace 50 años.

Además, la vocación del Museo es promover la defensa del medio ambiente y por tal motivo, comentó, “estamos modernizando el espacio, ofreciendo un mejor discurso museológico para las y los visitantes, reenfocando sus propósitos, sus metas, refrendando también los temas urgentes como la sustentabilidad y el cuidado del planeta.

Aunado a su vocación, también ha servido como foro de expresión para la comunidad artística como Leopoldo Flores, Alfonso Sánchez Arteche, Eduardo García, Edmundo Calderón, Fernando Cano y Esteban Nava, ellos se reunían a pintar con el maestro Matinef, cuando todavía estaba la obra negra del museo y en una instalación aledaña de lo que ahora es el Centro de Educación Ambiental, compartió.

Con la nueva propuesta museológica y atendiendo al eje de trabajo que ha implementado la Secretaria de Cultura y Turismo, de que los museos son espacios vivos, el de Ciencias Naturales será ideal para que la gente se adentre en los ecosistemas que existen y revalorar su cuidado a través de material fotográfico, murales y la taxidermia, que es el arte de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos y facilitar así su exposición, estudio y conservación.

Comentarios

comentarios