Necesario que FGJEM agilice investigación del sacerdote asesinado en Cuautitlán Izcalli

0
527

Necesario que la Fiscalía General de Justicia del estado de México agilice la investigación del sacerdote asesinado en Cuautitlán Izcalli, porque una sociedad que no sancione el delito queda en la impunidad y eso deteriora así lo asegura el padre Jonás Jaime Pedraza, vicerrector del Seminario Diocesano de Toluca.

(Foto: Archivo.)

A poco más de una semana del asesinato del sacerdote Rubén Alcántara de Cuautitlán Izcalli, la Fiscalía General de Justicia del estado de México no ha publicado más resultados al respecto.

Ante esta situación, el padre Jonás Jaime Pedraza, vicerrector del Seminario Diocesano de Toluca manifestó la urgencia de aclarar el asesinato y brindar la seguridad necesaria tanto a ellos como eclesiásticos como a la sociedad en general.

Por lo tanto hizo un exhorto para que la Fiscalía esclarezca los hechos con diligencia y sancionar a los culpables para que no se deje impune el caso.

«Si son fiscales que sean diligentes en la investigación que utilicen los recursos para eso es su trabajo utilicen los recursos para esclarecer la verdad y sancionar a quien se encuentre culpable brindándole todas las oportunidades de su defensa».

Aseveró la importancia de la sanción del delito pues de lo contrario quedará impune y provocará el deterioro de la imagen de la autoridad así como el desprestigio.
«Yo les pido que sean muy diligentes y muy honestos en los resultados además que es un deber presentarlos ante la comunidad y a la sociedad».

Dijo desconocer si hay más padres con amenazas pero a su consideración esto no es exclusivo de los párrocos sino de toda la población que está siendo presionada y llevada al miedo, personas que quieren vivir bien y hacen bien su trabajo.

«Ojalá están cosas cesen y las autoridades activen mecanismos en materia de seguridad más fuertes sólidos y que nos den la oportunidad de creer que un administrador público, en este caso en materia de seguridad lo va a hacer porque le interesa la gente».

Lamentó la situación de inseguridad que padecen incluso los sacerdotes e hizo un llamado a la feligresía a orar por ellos y cuidarlos, y a los padres a tener precaución de no entablar ningún tipo de diálogo o trato peligroso.

«Ser sacerdote parece ser un riesgo en México o ser un buen cristiano que quiere ser justo y bueno y en una sociedad hostil y violenta es un riesgo».

Es de mencionar que este jueves se dio a conocer la muerte de un sacerdote mexiquense en Morelos quien fue secuestrado y murió por un paro cardíaco.

Comentarios

comentarios