¿Necesita el gobernador operadores fiables?

0
119

En los últimos días se ha promovido a algunos personajes, como Juan Pedro García, para encabezar la dirigencia estatal del PRI, ante la estrepitosa caída que vivió el tricolor en las preferencias electorales. Se les han mencionado con el argumento de que llevan en la médula el delmacismo y sus promotores aseguran que son los únicos que dieron buenos resultados en la elección del 1 de julio.

Pero esos argumentos están lejos de la realidad y sólo son opiniones.

Lejos de la realidad porque en cada elección que ha seguido a los comicios de gobernador el PRI ha caído. Quizás no de manera tan ostensible como en este 2018, pero ahí están las procesos del 2000, 2006 y 2012 para confirmarlo. Es decir, era previsible la catástrofe: las encuestas que tanto desdeñaron y cuestionaron los priistas apuntaban a lo que ocurrió. Con Ernesto Nemer o sin él.

Además, los pocos diputados de mayoría que mantuvo el PRI, los escasos ayuntamientos que tendrá, llevaron por candidatos a políticos lejanos a la corriente de García. ¿O de Ricardo Aguilar se puede decir que su gurú es el citado personaje? ¿De Mercedes Colín o de Cruz Roa o de Eduardo Zarzosa?

El PRI está sacudido. Pero los que compiten en la opinión públicada por el puesto de Ernesto Némer cuestionan en sí misma la decisión del gobernador Alfredo del Mazo de nombrarlo dirigente para este proceso político —que se presupuestó para caer—.

¿Necesita Del Mazo Maza ejecutantes fiables? La respuesta es sí. ¿Ya los tiene? Desde luego.

Agitar las aguas es irrespetar o pretender influir en las decisiones que corresponden al jefe máximo del priismo mexiquense.

Comentarios

comentarios