Usar el cubrebocas

0
183

La compra-venta de cubrebocas sigue a la orden del día. Lo vemos en tiendas establecidas y en la calle y los hay de todos los colores y diseños. De hecho, ya llevamos alrededor de dos años con esto. Pero, ¿cuáles son los que realmente nos resultan seguros? Este martes se difundió que las mascarillas KN95 son las que ofrecen mayor protección.

El KN95 y que algunos la identifican más como un respirador, atiende en mayor medida frente a la filtración de partículas que se forman al respirar, hablar, toser, estornudar, gritar y cantar, de acuerdo con información de la UNAM. Sin embargo, su eficacia es dudosa después de cuatro horas de uso, lo que indicaría que hay que renovarla.

El otro cubrebocas de alta protección es el N95, que puedes buscarlos en internet en imágenes y sabrás que ya los has visto. El asunto es que  la nueva variante del coronavirus, Ómicron, ha hecho que las personas quieran un mejor cubrebocas para no contagiarse y esas son las opciones. Se trata de mascarillas que se identifican con un estándar más alto de protección y seguridad, de hecho lo de 95 es por 95 por ciento de efectividad y se recomiendan especialmente cuando se está en público.

Así que las opciones a la venta en el mercado podrán ser bonitas, novedosas, ingeniosas y hasta de diseñador exclusivo pero con pocas posibilidades de ser útiles frente la emisión de partículas de todos los tamaños de COVID-19.

Pero lo que sí hay que tener muy presente es que en general, el cubrebocas sigue siendo una medida para prevenir la enfermedad. Como se dice por ahí, cualquier cubrebocas es mejor que nada.

Comentarios

comentarios