Pandemia evidenció las carencias de la educación en México

0
77

“La historia nos ha enseñado sobre las graves afectaciones a la humanidad que han hecho grandes pandemias y sin embargo, como la historia es parte del proceso educativo, pues ahí está refugiado en los libros de texto pero no  asimilada por la humanidad en general”.

Las escuelas privadas han sucumbido ante la falsa creencia de que había una gran diferencia en capacidad respecto a las escuelas públicas, “debido a que los estudiantes tienen un mayor nivel económico, (…) esta superioridad de la escuela privada sobre la escuela pública es una falacia que mucha gente cree. (Imagen: Manuel Luna).

De acuerdo con Marco Antonio Morales Tejeda, Doctor en Ciencia Política y Maestro en Educación, miembro del Sistema Nacional de Investigadores, la pandemia por COVID-19 ha sacado a flote las carencias y vicios al interior del sistema de educación en el país, ya que se pensó que la educación en línea sería una buena alternativa, sin embargo, el sistema educativo no estaba preparado, a diferencia de países desarrollados.

Destacó que previo a la pandemia, la educación en el país ya estaba en crisis, y hoy se encuentra en banca rota, pues incluso las escuelas privadas han sucumbido ante la falsa creencia de que había una gran diferencia en capacidad respecto a las escuelas públicas, “debido a que los estudiantes tienen un mayor nivel económico, (…) esta superioridad de la escuela privada sobre la escuela pública es una falacia que mucha gente cree, pero que no tiene sustento en ningún indicador educativo”, ya que son pocas las escuelas que se han podido adaptar a la era virtual, donde destacan principalmente escuelas de nivel superior, pues en sus sistemas educativos ya venían implementando estas características.

Resaltó que no son mismo educación a distancia, que educación en línea. Y no es lo mismo dar clases que impartir cátedra, por lo que México enfrento dos problemas, el técnico-tecnológico y el pedagógico; en el primero no se tenía la tecnología para enfrentar el reto, ni por parte del gobierno, ni por parte de las familias para acceder a las plataformas, resaltando como desastre el programa “Aprende en casa I”.

“La posibilidad de acceder a estas plataformas, o a unos canales tan registrados  por cable y solo al canal once y 22, fue muy limitado, el curso escolar terminó completamente en un desastre sin que nadie lo siguiera”.

En el aspecto pedagógico refirió, “El asunto de trasladar la educación a Internet, ha trasladado las malas prácticas pedagógicas a la pantalla”. En ese sentido, probablemente sean los alumnos de bachillerato quienes pueden aprovechar las clases televisivas por el nivel de concentración acorde con su edad, medianamente con los niños de secundaria, y muy deficiente en niños de primaria, ya que carecen de un alto grado de concentración, pero declaró que la educación está perdida en nivel preescolar  ya que los niños más pequeños requieren de la interacción para aprender.

Finalmente denunció, la capacitación para profesores, ni las producciones televisivas, no son realizadas por pedagogos, lo que tiene como resultado, únicamente saber usar los dispositivos y plataformas, pero no la enseñanza virtual para aprovechar esa tecnología.

Comentarios

comentarios